Cubrir el cochecito con mantitas o toallas puede ser muy peligroso

Tapar el carrito del bebé

No he visto mucha información sobre ello, por eso, aunque fue el verano pasado cuando el pediatra sueco Svante Norgren, lanzó la advertencia de la que os voy hablar, creo que sigue siendo un tema de mucha actualidad; y más teniendo en cuenta la ola de calor que estamos ‘sufriendo’. Resulta que un gesto tan simple y (en apariencia) inocuo como cubrir la capota del cochecito para el bebé con una toalla o manta fina, para que no le de el sol directamente, puede desencadenar una subida drástica de la temperatura en el interior.

Norgren, que trabaja en el Hospital Astrid Lindgren en Estocolmo, hizo un experimento y comprobó que en solo 30 minutos el interior de un carrito de bebé al sol, y tapado, había aumentado de 22 a 34 grados, y pasada otra media hora hasta 37 grados. Por ello, la primera recomendación para evitar la luz directa del sol es buscar una sombra.

También se pueden evitar las horas centrales del día, pasear solo por zonas arboladas, o utilizar gorros y protección solar, si pensamos que la exposición será muy intensa o duradera. La cuestión es que en opinión de este médico, esta forma tan utilizada de conseguir sombra para el bebé, puede estar incluso relacionada con el síndrome de la muerte súbita del lactante, cuya incidencia aumenta en condicione ambientales de mucho calor.

Tal y como se explica aquí, si observamos sobrecalentamiento en un bebé / niño, la primera actuación es llevarle a un lugar fresco y sombreado, para después hidratarle (si está consciente).

Imagen – Colin Bowern


Categorías

El bebé

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *