Cuidado con las uvas en Nochevieja

Muchos padres saben los peligros que tiene la alimentación en los niños pequeños y por eso las uvas se evitan en los más peques de la casa. Una uva tiene el mismo tamaño o quizá sea ligeramente más grande que las vías respiratorias de un niño pequeño y con una superficie lisa que ayuda a que se deslice fácilmente por la parte posterior de la garganta, facilitando el ahogo de un niño.

No pretendemos alarmarte pero sí que tomes conciencia de la importancia que tiene prevenir estos peligros, aunque quieras incluir a tus hijos en la toma tradicional de las uvas en Nochevieja. Por eso, ten cuidado con la toma de las uvas en Nochevieja y si evitas que tus hijos las tomen mejor.

Si tus hijos están acostumbrados a tomar uvas por su edad y quieres que participen en la tradición, estupendo, pero recuerda que no tienen por qué seguir el ritmo de las campanadas, es suficiente con que tomen las uvas a su ritmo. Por supuesto, quítales las pepitas. 

Son demasiados los niños que se atragantan a causa de comer frutas enteras y desgracidamente, también hay casos de niños que han fallecido por esta causa. Son los niños menores de 5 años los que tienen más riesgo de atragantamiento por comer frutas enteras. Cada vez existe una conciencia más general de la necesidad de supervisar a los niños cuando están comiendo pero el conocimiento de los peligros planteados por las uvas y otros alimentos similares no está muy extendido.

Los alimentos representan más de la mitad de las muertes por asfixia entre los niños menores de 5 años. Según un informe escocés,los  mayores culpables son las chucherías, las frutas enteras y las uvas enteras. Los expertos instan a los padres y cuidadores que las uvas (o cerezas) y cualquier alimento de tamaño similar deben ser cortados por la mitad en partes más pequeñas.


Categorías

Varios

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *