Cuidados de la piel de un recién nacido

piel bebe

La piel de un recién nacido es muy suave, delicada y vulnerable, muy diferente a la piel de un adulto. Por eso sus cuidados tienen que ser especiales para su piel. Muchos padres tienen dudas de cómo son los cuidados de la piel de un recién nacido. Por eso hoy os vamos a hablar de cómo es su piel, sus funciones y cuidados.

La piel

La piel es algo más que el mayor órgano del cuerpo humano. Para los bebés también hace de función de barrera, ya que pasa de un medio líquido al exterior. Cuando nacemos nuestra piel está recubierta de una sustancia llamada vérnix caseosa, que tiene como función es la de protegernos cuando estamos dentro del útero materno. Esta función continúa unas horas tras el nacimiento, hasta que somos limpiados.

La piel del bebé está arrugada de estar todo el tiempo en líquido y no haber recibido luz directa. La piel además tiene una función de regulación de temperatura, y nos protege de lesiones, golpes e infecciones que nos podrían hacer daño. Es nuestra defensa al llegar al mundo.

Al nacer la piel del bebé nace mojada por lo que hay que secarlo para que no se enfríe. Al ponerlo en contacto con la madre tendrá la mejor fuente de calor que necesita, además del poder del piel con piel. También regulará su corazón y respiración, y favorece del inicio de la lactancia materna. Cuando nacemos la primera higiene se realiza en el hospital una vez que la temperatura del bebé se estabiliza.

Algunos bebés, se ve más en prematuros, nacen con la presencia de laguno, un suave y fino vello que recubre sus hombros, espalda, mejillas, frente y cuero cabelludo. Suele desaparecer en las primeras semanas de vida. Según en la semana en que haya nacido su piel será más o menos gruesa.

Por eso es tan importante el buen cuidado e higiene de la piel del recién nacido. Aquí os vamos a dar unas claves para poder darle los mejores cuidados a nuestros bebés.

Cuidados de la piel de un recién nacido

  • Limpiar con jabones neutros. Como ya hemos visto, la piel del bebé es sumamente delicada y no tiene las protecciones que tiene nuestra piel adulta. Por eso no podemos usar cualquier producto sino que tenemos que usar jabones neutros suaves para bebés. Se disuelven rápidamente con el agua y hacen poca espuma. Un jabón normal irritará y secará su piel.
  • Hidrata bien su piel. La piel del bebé ya está más hidratada que la de los adultos, por lo que tampoco es necesario hidratarle todos los días. Pero si podemos usar hidratantes específicos para bebés.

cuidar piel bebe

  • Limpiar bien la zona del pañal. La zona del pañal hay que limpiarla adecuadamente ya que es la zona donde más suciedad se acumula, sobre todo en los pliegues. Se puede hacer con agua o usar toallitas especiales para pieles sensibles. Con una crema protectora evitaremos irritaciones.
  • Masajes. Los masajes son muy beneficiosos para los bebés: les ayuda a relajarse, a aumentar su autoestima, estimula su sistema inmune, mejora su sistema nervioso, respiratorio, circulatorio y gastrointestinal. Mejora también su sueño y mejora el vínculo afectivo. No te pierdas el artículo “cómo dar el mejor masaje a tu bebé”.
  • Colonia. Si decides echarle colonia no la pongas directamente sobre su piel, si no sobre su ropa. Usa colonias específicas para bebés que no tienen alcohol.
  • Atención a la ropa. La ropa, tanto la de vestir como la de cama, va a estar en contacto directo con su piel. Deberemos escoger prendas adecuadas de tejidos naturales como algodón. Evita la lana o fibras sintéticas.
  • Evita el sol directo. Los bebés no tienen la protección de los adultos, por lo que hay que evitar la exposición directa del sol en sus primeras semanas.

Porque recuerda… la piel del bebé es su barrera con el mundo, lo que le protege. Por eso debemos cuidarla tanto.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.