Cuidados del cordón umbilical

cuidados del cordón umbilical

Desde el nacimiento del bebé este necesita unos cuidados especiales como son la higiene, la alimentación y el mantenimiento de la adecuada temperatura corporal. La higiene y la alimentación es algo que más o menos tenemos claro de como realizarlo y dentro de la higiene tenemos los cuidados del cordón umbilical los cuales hay veces que no queda demasiado claro.

Muchas no saben como realizar esos cuidados o les da miedo tocarle demasiado, ya que es algo que a la primera impacta. Os vamos a dar alguna información sobre que es exactamente el cordón umbilical y que cuidados se deben realizar antes y después de que se caiga. El cordón umbilical es lo que ha mantenido unido al bebé con la madre dentro del útero y el medio por el que le ha llegado todos los nutrientes y el oxigeno de la madre para su correcto desarrollo y tiene una estructura tubular de unos 50 centímetros de longitud.

Una vez producido el nacimiento pasados unos minutos después se le coloca al bebé una pinza de plástico en el cordón umbilical a unos cuatro centímetros del abdomen para procesar a cortarlo y lo separará definitivamente de la madre. Es un proceso indoloro así que no hay que preocuparse llegado el momento de echo en muchas ocasiones el corte puede ser realizado por la misma madre o por el padre bajo la supervisión del médico.

cuidado cordón umbilical

El color al principio será de un amarillento y pasará poco a poco a ser más oscuro. Lo más importante para el cuidado del cordón es tenerlo limpio y seco hasta que se caiga solo y cicatrice. Lo limpiaremos una o  dos veces al día con una solución de alcohol de 70º o clorhexidina  que se trata de un antiséptico para la cura del cordón que no produce ningún dolor.

Se aconseja bajar la parte alta del pañal para que el contacto con el aire acelere el proceso de sacado y no sumergir totalmente al bebé en la bañera hasta que el cordón tenga un aspecto seco ya que puede atrasar la caída, para ello realizaremos la higiene por zonas con una esponja. Si decidimos meterlo en la bañera intentar que la parte del cordón no este mucho rato sumergida y al finalizar asegurarnos de secarle bien con una gasa estéril.

Una vez caído el cordón se debe seguir con las curas unos tres o cinco días más con alcohol del 70º hasta que cicatrice del todo con cuidado de no quemar o secar demasiado la zona con el alcohol. No usar productos con yodo como el Betadine ya que puede absorberse a través de la piel del bebé y producir alteraciones del tiroides.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *