Cuidados del recién nacido; aprendiendo a ser padres

recin nacido

Llego el momento, nuestro bebé ya está aquí, volvemos a casa, ahora todo su cuidado depende de nosotros y cuando leemos todo lo necesario para atender a un recién nacido, a veces nos sentimos abrumados por la responsabilidad y no sabemos por donde empezar.

¿Realmente hacen falta tantas cosas para cuidar a un recién nacido? Vamos a intentar aclararlo.

Lo que tenemos que saber del recién nacido,

Vamos por partes

  • El aspecto del recién nacido suele ser algo “chocante” sobre todo las primeras horas, ten en cuenta que lleva 9 meses sumergido en agua y acaba de pasar por un canal estrecho donde, literalmente, le han estrujado, seguramente su carita tiene las marcas de ese trance y verás que está algo hinchada, las orejas y la nariz aplastadas…Dale unas horas de descanso, se las merece…
  • Su cabeza es muy grande en comparación con el cuerpo y te darás cuenta al tocarla que hay ciertas zonas blandas, que coinciden con la unión de varios huesos, son las Fontanelas, aunque existen mas, solo palparás una, sobre la frente (tranquila no le vas a hacer daño por tocarla) que tardará varios meses en cerrarse.
  • En el tórax es normal que notemos las costillas e incluso notemos el latido de su corazón solo con poner nuestra mano encima del bebé. La piel es muy fina y esto es normal. A veces nos encontramos con recién nacidos, tanto niños como niñas, con las mamas abultadas e incluso  puede salir un líquido similar a leche, la famosa “leche de brujas”. Es debido al paso de hormonas de la mamá al bebé. No es anormal ni preocupante, no le estrujes el pecho, no solo no se solucionará antes, sino que puedes causarle una infección.
  • En el caso de las niñas ese paso de hormonas provoca que tengan bastante flujo vaginal y a veces, que esté teñido con algo de sangre, esa “menstruación” suele durar uno o dos días y tampoco es necesario hacer nada especial.
  • Te darás cuenta de que el bebé, pasa mucho tiempo en posición fetal, con los codos, caderas y rodillas flexionados, lo que hace que, a veces vestirle o cambiarle el pañal sea una tarea de lo mas complicada.
  • Algo que preocupa a los padres es todo lo que tenga que ver con la respiración del bebé. Verás que respira mas deprisa que un adulto, que muchas veces hace ruido y estornuda con frecuencia. No es raro, el bebé tiene unas fosas nasales muy pequeñas y pueden quedar restos de líquido amniótico o alguna mucosidad que el bebé tiene que eliminar…
  • El bebé antes de nacer, deglute líquido amniótico y lo digiere, eso forma su primera caca, el meconio, una caca muy oscura, prácticamente negra y pegajosa, que el bebé debe empezar a eliminar en las primeras horas de vida. Después las cacas irán pasando por diferentes tonos de verde y amarillo hasta llegar al aspecto amarillento y grumosos de las cacas normales del recién nacido.

bebe durmiendo

El sueño del bebé

El bebé pasará la mayor parte del día durmiendo, aunque, seguramente la noche no será tan tranquila.

La mejor opción suele ser que el bebé duerma en la habitación de los padres los primeros meses. Es mas cómodo para las tomas nocturnas y te dará mayor seguridad.

Los bebés necesitan un lugar pequeño para dormir, es importante que se sientan como en el útero de su madre. Suele ser una buena opción un cuco, moisés o similar y siempre deben dormir boca arriba. Es importante elegir bien el colchón, adecuado al tamaño de la cuna o moisés, firme y transpirable. No le pongas almohadas o cojines, no solo no los necesita, además aumentan el riesgo de asfixia, tampoco utilices edredones nórdicos o mantas de pelo o con mucho peso, mejor un pijama-saco o un pijama-manta. Y no pongas nada con lo que el bebé se pueda enrollar, como cadenas en su cuello o sujetachupetes…

cordn umbilical

El cordón umbilical 

El cuidado del cordón umbilical es una de las cosas que con mas frecuencia angustia a los padres. Hace ya algún tiempo que en diferentes estudios se demostró que la mejor forma de cuidar el cordón umbilical es lavándolo con agua y jabón, secándolo muy bien y manteniéndolo siempre seco. No es necesario utilizar ningún antiséptico salvo excepciones.

bao del bebe

El baño del bebé

Como norma general el bebé no se debe bañar en las primeras 24h de vida. Esto se debe a que si lo hacemos antes alteramos el manto ácido de la piel del bebé.

Seguro que esperáis el momento del primer baño con toda la ilusión del mundo, todos tenemos la imagen de un bebé sonrosado y risueño disfrutando del momento…Casi nunca es así, el primer baño en casa suele ser un momento bastante tenso, los papás se sienten inseguros en el manejo del bebé y al bebé la sensación del baño no termina de agradarle. Ten paciencia, poco a poco irá estando mas tranquilo y antes de que os deis cuenta el baño será ese momento divertido y relajante que tanto esperáis.

Aunque no es imprescindible el baño diario, es aconsejable hacerlo regularmente, como rutina el ritual del baño da paso al ritual del sueño. Tampoco es necesario usar gel siempre que le bañemos y cuando usemos gel debe ser especial para recién nacido, sin jabones, detergentes o perfume.

No hace falta una bañera determinada, lo importante es que esté hecha con materiales no tóxicos, resistente, con una estructura estable, de formas redondeadas para no dañar al bebé y que se limpie fácilmente.

Los primeros días, cuando el cordón umbilical no se ha caído, es mejor no sumergir totalmente al bebé, así que podemos bañarle, pero con poca cantidad de agua. Según vaya siendo mayor os pedirá que llenéis mas la bañera para poder jugar, pero las primeras semanas no es imprescindible.

Hay que tener en cuenta que la espalda y las caderas del bebé son bastante inmaduras, así que no están preparadas para aguantar el peso de nuestro pequeñín, es decir no conviene sentar al bebé en la bañera, aunque le sujetemos nosotros por las axilas, la forma adecuada es sostenerle firmemente en nuestro brazo e introducir nuestro brazo a la vez que el bebé en el agua.

Al sacar el bebé del agua es importante envolverle en una toalla o capa de baño de algodón y secarle a toquecitos, nunca frotando. No es necesario poner al bebé cremas o lociones hidratantes, salvo que tenga algún problema en la piel, sobre todo los primeros días de vida.

Y la gran pregunta: ¿A qué temperatura debe estar el agua? Seguro que os quieren vender un estupendo pececito con un termómetro y os dan mil explicaciones sobre la temperatura adecuada. La temperatura adecuada es la misma, mas o menos que tiene el bebé, unos 37 ºC. Una forma sencilla es seguir el truco de la abuela, basta introducir el codo en el agua y saber si la temperatura del agua es agradable o está fría o caliente, es sencillo y barato y todos sabemos hacerlo. También es importante la temperatura de la habitación: entre 20 y 25 ºC, para que el bebé no note cambios bruscos de temperatura al sacarle del agua y se quede frio.

Las uñas del bebé

Los bebés suelen nacer con las uñas de manos y pies largas y saber cuándo se le pueden cortar nos preocupa bastante. No se deben cortar antes de que el bebé cumpla entre 7 y 10 días. Es importante asegurarnos de que la uña está separada del pulpejo del dedo, para ello puedes sujetar el dedo del bebé y tirar suavemente de la piel del pulpejo, así verás si realmente la uña se puede o no cortar.

Lo mejor para cortar las uñas a un recién nacido son las tijeras de punta roma que venden en cualquier gran superficie o tienda de puericultura. No apures demasiado la uña, en las manos procura no dejar picos con los que se puedan arañar y en los pies córtalas rectas, para evitar que se encarnen, aunque posiblemente en los pies tengas que esperar mas tiempo para que estén listas para cortar.

Crema casera para la dermatitis del pañal

Cambio de pañal

Una tarea tan sencilla, a priori, se convierte en todo un reto. El bebé se mueve mas de lo que pensamos y no es extraño que, en muchas ocasiones, utilicemos mas de un pañal por cambio…

Es importante cambiar el pañal en cada toma que haga el bebé y mas si lo necesita. Cuando vayas a cambiarlo ten preparado todo a mano; el pañal limpio, las toallitas, la crema hidratante (los primeros días de vida no le pongas ninguna crema).

Lava tus manos siempre antes de hacer el cambio de pañal. No dejes nunca solo al bebé en el cambiador, aunque parezca mentira se mueven mas de lo que pensamos y en un descuido se puede caer. Y no mezcles nunca el pañal limpio con el sucio.

Viajar con el bebé

Viajando seguro

En los viajes en automóvil la normativa española se adaptó hace unos años a la comunitaria, adoptando como norma la obligatoriedad de que los niños viajen con el sistema de retención adecuado a su edad y peso. Es especialmente importante que los recién nacidos viajen no solo en la silla adecuada, sino en el lugar adecuado y a contra-marcha. Los viajes con niños son un poco pesados, es importante no viajar en las horas de mas calor y parar cada dos horas para que el bebé descanse de su sillita, coma, le cambiemos el pañal…

Para viajar en avión se recomienda esperar a que el bebé tenga un mes, pero si esto no es posible, espera al menos hasta que haya tenido la primera visita con su pediatra y le haya hecho una valoración. Ponte en contacto con la linea aérea y consulta la edad mínima del bebé para viajar y si necesitas algún documento de salud del Recién Nacido.


Categorías

El bebé, Varios

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *