Cuidados para evitar el dolor de muelas durante el embarazo

embarazo y dolor de muelas

Es común que el dolor de muelas se manifieste en forma repentina. Al comienzo puede aparecer de manera ocasional pero si no se trata la afección los síntomas pueden agravarse en poco tiempo y es por eso que hay que prestarle atención. En especial si el dolor de muelas sucede durante el embarazo.

En este caso, las alarmas deben sonar cuanto antes para entonces asistir al odontólogo de manera inmediata pues una infección dental puede tener consecuencias no deseables durante estos nueve meses.

Los riesgos del dolor de muela en el embarazo

dolor de muelas en el embarazo

El dolor de muelas siempre es un alerta de que algo no está bien y algún diente o muela está afectado. Quienes realizan un control dental periódico es probable que no lleguen a manifestar síntomas pues si aparece una caries el especialista se ocupará de arreglarla antes de que comience el dolor.

Ahora bien, sabemos que no siempre sucede esto y por eso es que es muy frecuente sentir un dolor repentino y no planeado. El dolor de muelas en el embarazo hablan de infecciones dentales que deben ser tratadas en forma inmediata, en especial durante el embarazo debido a que pueden afectar al feto. Lo más peligroso de los dolores de muelas no es el tratamiento o la medicación en sí que deberá tomarse sino la infección en sí. La misma puede derivar en ciertas complicaciones para el bebé, como riesgo de nacimientos prematuros o bebés con bajo peso.

Lo que comienza como una simple caries deviene en una infección cuando no es tratada a tiempo. Por eso es muy importante el control dental durante el embarazo para así realizar revisiones periódicas que aseguren la salud bucal.

Cuidados dentales para todos

prevención-dolor-muelas-embarazo-

La prevención es la receta mágica para evitar el dolor de muelas durante el embarazo. La misma debería ya estar incorporada en la vida de cualquier persona desde la niñez. Los hábitos dentales saludables pueden enseñarse a los niños desde pequeños. Una correcta higiene dental es clave para evitar problemas.

Todas las personas deben cepillarse los dientes después de cada comida para así eliminar los restos de alimentos que siempre quedan en los dientes. Por las noches, es necesario además pasar el hilo dental. Entonces es posible llegar a los lugares más difíciles y así limpiar también los espacios entre los dientes y muelas.

Pero eso no es todo, una correcta prevención implica aplicaciones de fluor desde los primeros años y durante la adolescencia. Así se fortalece el esmalte de los dientes y se evitan las caries.

Prevención bucal durante el embarazo

Artículo relacionado:
Cómo lavar los dientes al bebé

Los hábitos dentales saludables antes mencionados deben ser parte de la rutina habitual. Durante el embarazo, además es aconsejable reforzar los cuidados. Debido al aumento del flujo sanguíneo producto de los cambios hormonales. Es frecuente que las embarazadas sufran de sangrados, gingivitis o problemas en las encías a partir del segundo trimestre. Por otra parte, hay un mayor riesgo de caries y erosión dental. Esto sucede debido a que, en muchos casos, se modifica la composición de la saliva o bien aparecen vómitos y náuseas que también afectan la salud dental.

Éstas y otras alteraciones pueden ser prevenidas de forma simple: las mujeres embarazadas deben visitar al odontólogo cada tres meses para así detectar a tiempo cualquier afección.

Muchas mujeres embarazadas tienen más hambre durante este período o bien sienten una mayor necesidad de comer cosas dulces o comer tentempiés poco saludables, como fritos, chocolates o helados. Por esta razón, es importante higienizar los dientes con regularidad dado que estos alimentos son poco saludables para los dientes.

A tener en cuenta

Es importante saber que las mujeres no pueden realizarse radiografías durante el embarazo. En caso de que el odontólogo determine que un dolor de muelas amerita una radiografía oral, es obligatorio el uso de un delantal de plomo protector para así evitar cualquier riesgo en el feto.

Hay quienes creen que los cambios físicos y hormonales durante el embarazo da lugar a cierta debilidad en los dientes que puede devenir en una mayor propensión a su caída sin embargo esto no es real. La verdadera prevención para evitar el dolor de muelas durante el embarazo reside en un control odontológico cada tres meses. A esto hay que sumarle una correcta y diaria higiente dental, con un cepillado de al menos dos minutos luego de las comidas y una pasada de hilo dental por las noches.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.