Cuidar de tu bebé: que no debes olvidar

Los padres primerizos tienen unos miedos así como se acerca el nacimiento. ¿Lo haremos bien? ¿Cómo sabré que necesita? ¿Estaremos a la altura? Son miedos normales de algo que no se conoce, y que no se sabe como se afrontará. Un bebé es una gran responsabilidad que depende de nosotros las 24 horas. Por eso hoy queremos hablaros de cómo cuidar a tu bebé, para solventar alguno de esos miedos.


Cómo cuidar a tu bebé

  • Cubrir sus necesidades de forma continuada y adecuada. Esto es principal, que tenga todas sus necesidades cubiertas. Darles de comer lo que necesiten (tanto si le das pecho como leche de fórmula), procurar que no tenga frío y que tenga el pañal limpio y seco. Además atiende también sus necesidades de afecto y seguridad, que marcarán su desarrollo emocional.
  • Limpia bien su piel. Límpiale bien, sobre todo cuando le cambies el pañal para que esté limpio y fresco. Los pañales húmedos y sucios pueden irritar su piel, además de ser muy incómodo para ellos. Ponle crema hidratante para evitar irritaciones en su culito.
  • Cuida bien su piel. La piel de los bebés es muy suave y delicada, y hay que cuidarla bien para que no tengan irritaciones. Para hacerlo lava bien su ropa antes de ponérsela, usa telas naturales como algodón, lino o lana que favorecen la transpiración, y trata su piel con cremas indicadas para bebés.
  • Déjale que duerma. Los bebés se pasan la mayor parte del día durmiendo. Si duerme de día déjalo dormir. No hace falta que bajes las persianas ni dejes de hacer ruido para no despertarlo, pero no lo despiertes pensando que así dormirá más por la noche. Si está muy cansado le costará más dormirse.
  • Vigila sus deposiciones. Las deposiciones de los bebés dan mucha información. Observa su consistencia y color. Si son líquidas, de color verde o tienen peor olor acude al pediatra.

cuidados bebe

  • Masajéale. Puedes aprovechar después del baño para aprovechar sus beneficios relajantes, y así dormirá mejor. No os perdáis el artículo “como dar el mejor masaje a tu bebé”.
  • Analiza tu llanto. Con el tiempo sabrás perfectamente según el tipo de lloro que es lo que necesita tu bebé. Es su única forma de comunicarse que tienen, y usarán un tipo de llanto diferente para expresar hambre, molestia, dolor,… no te preocupes, pronto estaréis tan conectados que sabrás lo que le pasa solo con escucharle.
  • Vigila los cólicos. Muchos bebés sufren de cólicos. Se retuercen y lloran para mostrar su malestar e incomodidad. Consulta con su médico.
  • Si llora desconsoladamente. Mira que no tenga hambre, y que tenga el pañal limpio. Si no es eso puede que esté incómodo por la posición, la ropa o por que algo le moleste. Cámbiale de postura para ver si puede ser eso. Comprueba también si la temperatura es la adecuada, y no haga ni frío ni calor para él. Observa también si ha expulsado todos los gases. Evita sacudirle ya que podrías provocarle daños. Antes de perder la paciencia sal de la habitación respira unas cuantas veces y luego vuelve a entrar, o también puedes pedir ayuda a alguien.
  • Corta sus uñas. Hasta el mes no es necesario cortar sus uñas, a no ser que se le enganche. Procura hacerlo cuando estén dormidos o al salir de la bañera lo envuelves en la toalla para que no se mueva.
  • Juega y habla con él. Los niños necesitan estimulación para su aprendizaje. A través de los juegos les estamos enseñando muchas cosas, por muy pequeños que sean. También puedes leerle cuentos y hablar con él, lo ideal es disfrutar ambos de vosotros. Esta etapa pasa muy rápido y echarás de menos cuando era bebé. Disfruta al máximo y no te obsesiones tanto con lo ideal. Tu instinto te dirá lo que tienes que hacer, y lo demás lo irás aprendido.

Porque recuerda… tu bebé depende de ti, pero tampoco de olvides de ti misma.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.