Cuidar la espalda a los niños

El cuidado de la espalda, es un hábito que se ha de iniciar desde pequeños, pues es un futuro de salud para no sufrir muchas de las dolencias que de adultos nos perjudican.

Los ejercicios, nos mantienen activos, por ello, el ejercicio, es una buena educación infantil. El deporte, cualquiera que sea de ello, siempre es beneficioso, claro está, siguiendo las pautas de los profesores o monitores , los cuales, siempre nos insisten en los calentamientos previos a la realización, poniendo así en marcha perfectamente los músculos, evitando lesiones o caídas. Igualmente es importante, el estiramiento muscular al terminar.

Si estamos sentados durante largo tiempo, quizás la mayor parte del día, la espalda se debilita, todavía más si se encuentra en mala postura. Los especialistas, nos inculcan que hemos de ser persistentes en indicar al niño la buena posición de la espalda en las tareas escolares, cuando ve la televisión, juega a videojuegos… todas aquellas actividades en las que necesita de una silla o mesa, la cual, deberá ser apropiada a su estatura. Otro aspecto importante, es que las pantallas han de estar a la altura de sus ojos.

A la hora de dormir, las mejores posturas, son las de costado o boca arriba, pues boca abajo, es una forma de presionar la espalda nada conveniente. Cuando despertemos al niño, este se ha de poner de costado para levantarse y ayudarse con los brazos, primero sentado y después de pie.

Las mochilas escolares con ruedas, son muy óptimas para evitar cargar la espalda con demasiado peso que ocasionan los libros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *