Cuidar tu matrimonio es lo más importante

familia en el campo

Quizá te hayas quedado sorprendida al leer este titular y pienses que no tengo razón, que lo más importante sin duda son los niños, pero la realidad… es que si vives en pareja y tienes un matrimonio que cuidar, primero deberás cuidar de ti y de tu pareja y al mismo tiempo, cuidar a los niños. ¿Quieres saber por qué te digo todo esto? Es tan fácil como entender que si en un matrimonio la pareja no está contenta y feliz, los niños sufrirán… seguro.

Yo también era de las que pensaba que primero eran los niños y realmente doy la vida por ellos y así seguirá siendo siempre, pero cuando he tenido problemas conyugales, las consecuencias se ven rápidamente en los niños. Hay madres que sin darse cuenta cuando nacen los niños dejan excluidos a los padres y ellos sienten que no encajan, como que se quedan a un lado.

Las madres no somos las únicas que hacemos las cosas bien, no debemos ser sólo madres (y seguiremos siendo las mejores). También somos esposas y parejas, no hay que romper las emociones de los padres, ellos no se merecen eso porque también se preocupan por el bien de los niños y además, también de ti. Los niños necesitan sentir la seguridad de un núcleo familiar fuerte y resistente y eso se consigue gracias a cultivar el amor de la pareja.

Las prioridad en tu vida, ¿cuál es exactamente? ¿Qué sientes cuando miras a tu marido? ¿Recuerdas por qué te casaste con él? Si no lo haces es posible que ahora mismo te sientas perdida, no te preocupes… si te has dado cuenta es el momento de empezar a buscar soluciones.

Para cuidar tu matrimonio debes comprometerte a hacerlo, como con cualquier otra cosa. ¿Recuerdas cuándo pasabas horas hablando con él o cuándo os besabais cuando nadie miraba? Recupera eso. Recupera esa complicidad y sin darte cuenta todo irá mejor en la familia, con tus hijos y contigo misma… pero sin perder ni un momento quién eres tú.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *