Cumpleaños por dos

Cuando el bebé cumple su primer año de vida, generalmente ya posee una visión acerca de sus gustos y preferencias, manifestándolos con asombro, agrado, o desilusión.

Por ello, si la fiesta del año es difícil en cuanto a la elección de la temática a llevar a cabo, imagínense cuando esta se multiplica por dos.

Cuando tenemos hijos mellizos, es común que sus gustos no sean iguales, ni parecidos. Más aun, si los mellizos son de sexos diferentes.

Por ello, lo que se sugiere en estos casos, es seleccionar un tema generalizador y a partir de allí, diseñar la fiesta. Por ejemplo: el tema es flores, para María flores rojas y para Sara amarillas.

Veamos algunos ejemplos más claros:

-Tema general: dibujos animados.

Se deberá consultar a ambos hermanos por separados, cual es el dibujo que más les gusta. Luego, se puede buscar un motivo que fusione, como por ejemplo el dibujo de una nube de humo, de la cual de asoman los personajes. Una vez logrado esto, cada niño poseerá una ambientación diferente.

-Tema general: juegos y juguetes

El motivo para fusionar puede ser un arcón mágico o un baúl de sorpresas.

En síntesis, para poder ambientar la fiesta de cumpleaños, se deben consultar los gustos de cada niño y buscar en ellas algún elemento o motivo que las integre, para así lograr aunar la temática general y guardar los gustos individuales de cada hermano, pues a pesar de ser mellizos, son individuos separados uno del otro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *