Curiosidades sobre la respiración de los bebés

bebe con mama

Son muchas las preocupaciones que tienen los padres respecto a los recién nacidos. Una de ellas tiene que ver con su respiración y si lo hace correctamente. Sobretodo el miedo surge a la hora de dejarlo dormido por el temido síndrome de muerte súbita.

Acto seguido te hablamos de una serie de curiosidades sobre la respiración de los bebés para que te quedes tranquilo.

La respiración de los bebés es irregular

Es normal que durante las primeras semanas de vida el bebé respire de una manera irregular. No debes preocuparte por ello ya que con el paso del tiempo la respiración se volverá regular. Al principio la respiración va a ser más rápida de lo normal y luego el aparato respiratorio va madurando hasta hacerse algo más lenta.

Los bebés solo respiran por la nariz

Los bebés solo respiran por la nariz y nunca lo hacen por la boca. No es por tanto preocupante el ver que el pequeño respire únicamente por la nariz ya que a través de ella consigue regular la humedad y la temperatura del aire. A partir de los 6 meses de edad su sistema respiratorio ha madurado lo suficiente para empezar a respirar también por la boca.

La respiración es más acelerada que en los adultos

Seguramente has notado como tú bebé respira mucho más rápido que los adultos. En concreto lo suelen hacer de 40 a 60 respiraciones por minuto, mientras que un adulto lo hace unas 20 por minuto. Si además el bebé está nervioso y está llorando es normal que la respiración aumente de una manera notable.

Dormir con bebés

Hay pausas en la respiración

Es bastante normal que mientras los bebés están dormidos su ritmo cardíaco y respiración se ralentice, provocando diversas pausas en la propia respiración.

Es por ello que los recién nacidos dejan de respirar durante unos segundos, volviendo a recuperar más tarde la respiración. Este hecho de dejar de respirar durante un momento se conoce con el nombre de respiración periódica.

El tener pausas a la hora de respirar es algo natural que hay que diferenciar de la llamada apnea patológica. Se trata de una enfermedad en la que el bebé puede dejar de respirar por un tiempo de unos 20 segundos.

Es habitual que los bebés ronquen

Si tu bebé ronca de manera frecuente es casi seguro que lo haga porque se encuentra acatarrado. Una vez mejore del resfriado, el bebé dejará de roncar. Para ello es bueno el limpiarle las fosas nasales con un poco de suero fisiológico y mantener la nariz lo más limpia posible de mucosidad.

Si el bebé ronca y no está resfriado, es muy probable que padezca un trastorno respiratorio grave conocido como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño. Se trata de un problema de respiración grave ya que aparte del ronquido del bebé, el pequeño tiene serios problemas a la hora de respirar bien, llegando a dejar de respirar durante unos segundos.

Señales por las que debes preocuparte

Hay una serie de casos en los que los padres deben preocuparse con respecto a la respiración de sus bebés:

  • En el caso de que el bebé deje de respirar durante más de 20 segundos.
  • Si observas como los labios o la lengua del bebé se vuelven azulados.
  • Si la respiración del pequeño es demasiado acelerada llegando a estar en más de 60 respiraciones por minuto.
  • En el caso de que el bebé a la hora de respirar lo haga con cierta dificultad. No es normal tampoco el escuchar ruidos al respirar o ciertos jadeos.
  • El ahogarse mientras respirar tampoco es normal. En tal caso es muy importante el llevarlo al pediatra para que lo examine ya que podría llegar a tener alguna patología grave e importante.

En conclusión, la respiración en los bebés es totalmente diferente a la de los adultos. Con el paso de los meses, el sistema respiratoria empieza a madurar y el bebé comienza a respirar de manera normal.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.