Deberes emocionales de hijos hacia padres

Deberes emocionales de hijos hacia padres

Como padres, estamos acostumbrados a que debemos hacer un sinfín de cosas por el bien de nuestros hijos… Es lo normal, nos necesitan para poder desarrollarse en todos los aspectos. Pero los hijos, también tienen obligaciones que deben cumplir hacia sus padres. No vamos a entrar en lo que dice el Código Civil, sino más bien, vamos a comentar aquellos deberes emocionales que no están escritos pero que el corazón sabe que se deben cumplir.

Incluso si tú eres hijo adulto, también debes cumplir con todo esto que te mencionamos aquí para que cumplas con tus padres. No pierdas detalle porque si no lo cumples, ¡es necesario que lo hagas desde ya para mejorar vuestras relaciones!

Ser padre en la vida real es una forma de vida espectacular, pero que acarrea una serie de obligaciones que no son fáciles de suplir. El lema siempre ha sido “obedecer a los padres mientras permanezcan bajo su potestad, y nunca olvidar que hay que respetarles”.

La legislación atribuye a los padres una serie de requisitos y obligaciones que tienen que cumplir con sus hijos. Deben de velar por ellos, siempre acompañarlos, alimentarlos, educarlos y cumplir con una formación integral. Los padres siempre acarreamos con el cumplimiento de sus obligaciones. Cuando son pequeños cumplen con su papel, pero cuando llegan a una edad adulta puede que ese tipo de obligaciones se distorsiones ¿Qué ocurre cuando un hijo olvida sus responsabilidades?

Deberes emocionales de hijos hacia padres

Deberes emocionales de hijos hacia padres

Deberes de los hijos hacia los padres:

  • Tus padres no son tus amigos, ellos son más importantes que cualquier amistad.
  • Confiar plenamente en los padres.
  • Prestarles toda la atención que necesitan.
  • Nunca juzgar sus acciones, ellos siempre actúan pensando en sus hijos primero.
  • Respetarles siempre ante cualquier circunstancia.
  • Hacerles caso en lo que nos dicen.
  • Estudiar para labrarse un buen futuro.
  • Colaborar en las tareas del hogar (porque en las tareas del hogar no se “ayuda”, se colabora como miembro activo del núcleo familiar).
  • Cuidarles siempre que lo necesiten, ante cualquier contexto.
  • Incluirles siempre en tu vida.
  • Enseñarles como ellos te enseñaron a ti.
  • Hacer actividades con ellos.
  • Tener empatía hacia ellos y comprenderles.
  • Estar a su lado tanto en la salud como en la enfermedad.
  • Ser agradecidos con ellos siempre.
  • Evitar las discusiones o los malos modos, la comunicación siempre puede ser positiva.
  • Quererlos por encima de todas las cosas.

Los hijos igualmente tienen responsabilidades independientemente de la edad que tenga. Como gran normativa dentro un hogar es importante no hacer daño a nadie de la familia. Igualmente se tiene el derecho de expresar una negativa cuando algo no les parece bien e incluso pedir ayuda cuando se necesita. Ante todos los deberes que se expresan, también los hijos deben prescindir de sus derechos:

  • Deben amar y ser amados por los padres.
  • Hay que amar a ambos padres y no tener preferencias si ambos nos educan y quieren igualmente.
  • Hay que expresar los sentimientos.
  • Se han de sentir seguros.
  • No criticar a escondidas lo que hace un padre al otro.
  • No asumir las preocupaciones y problemas que pueden arrastrar los padres.

Deberes emocionales de hijos hacia padres

Los deberes emocionales de los hijos van variando cuando crecen

Cuando los hijos crecen las obligaciones emocionales son distintas. Los roles ya cambiaron, ellos son mucho más mayores y los hijos asumen el papel de hijos y padres, en algunos de los casos. Esta es una forma de poder conquistar ambos campos y dónde los propios hijos ahora pueden comprender y aprender muchas habilidades que serán de gran ayuda para relacionarse con otras personas.

  • En esta etapa ya podemos tratarlos como amigos. Ahora es cuando realmente las posiciones se están igualando y es cuando se están compartiendo pensamientos, experiencias y sentimientos.
  • La confianza se está formalizando. Ahora este sentimiento se crece porque es el momento en que siempre buscamos el apoyo y además cualquier consejo. Puramente, esto ocurre porque el nivel de responsabilidades está nivelado y sus vidas pueden ser paralelas. También hay otro aspecto importante, y es que ahora las decisiones no van a ser juzgadas como se hacían antes.
  • No juzgar a nuestros progenitores. Este hecho trae mucha relevación durante toda la etapa de un hijo. Cuando los hijos son pequeños, observan a los padres como héroes y heroínas. Sin embargo, cuando entran en la adolescencia este hecho cambia totalmente y son los jóvenes los que son incapaces de entender nada. Cuando se alcanza la etapa adulta, puede que se siga observando a los padres de una forma incapaz de ver lo que ocurre a su alrededor y eso debe de cambiar.
  • Hay que confiar en ellos. Siempre serán nuestras personas de confianza, muchos de ellos se esfuerzan por ser mucho mejor que los propios amigos. ¿Acaso no acudimos siempre a los padres cuando ocurre algo? ¿No siempre buscamos consejo? En la mayoría de las ocasiones siempre recibiremos apoyo y consejo. Bajo este punto no debemos de interiorizar de que vayamos a ser juzgados, hay que existir la confianza.
  • Tenerlos respeto y hacerlos caso. Si existe el respeto desde que un niño nace, es algo que debe de primar desde el principio hasta el final. Si nuestros padres mantienen esa posición, los hijos no deben de romper esa barrera. Los hijos han de obedecer lo que los padres dicten. Si lo hacemos desde pequeños, quizás es buena forma también para poder cumplir con nuestras obligaciones cuando somos adultos. Muchos de estos aspectos se llegan a entender mucho mejor cuando a los hijos les toca ser padres.

¿Cumples todas tus obligaciones como hijo hacia tus padres? Si te has saltado alguna en tu vida es mejor que las cumplas y si crees que se debería añadir alguna más, ¡dinos cuál crees que es importante también!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.