Deberes en verano, ¿sí o no? El eterno dilema de los padres

Ya ha llegado el verano y con él las vacaciones de los niños. Es el momento apropiado para plantearse el eterno dilema: deberes en verano  ¿sí o no?

Hay padres convencidos que los deberes en verano son imprescindibles para que los niños no pierdan su rutina y no olviden los conocimientos adquiridos durante el curso.

Por otro lado hay padres partidarios de dejar a un lado las tareas escolares de sus hijos durante las vacaciones y dejar a los peques disfrutar al máximo del verano.

¿Qué opinan los expertos en educación?

Según los expertos durante las vacaciones los escolares no deben estar todos los días sentados repasando y estudiando, ni tampoco pasar todo el verano sin hacer ningún tipo de tarea escolar.

Ellos apuestan por un tipo de deberes “diferentes”. Deberes que potencien las distintas capacidades de los niños. Se trata de un tipo de tareas más creativas de acorde con las características particulares de cada niño y familia. De esta forma los deberes no se conviertan en un castigo sino en una forma de despertar su curiosidad para aprender. La motivación es un factor clave en el proceso de aprendizaje.

Consejos para hacer los deberes en verano

  • Si tu hijo tiene deberes que entregar en septiembre lo más indicado es establecer un horario fijo para realizarlos. Las primeras horas de la mañana son las más indicadas.
  • Pactad un espacio concreto para la realización de los deberes.
  • Si es necesario ayúdalo y acompáñalo mientras las realiza.
  • El tiempo dedicado no debe ser superior a la media hora diaria.
  • Dejad los fines de semana libres de deberes y planificad actividades al aire libre. Las actividades de movimiento (correr, saltar, pasear, nadar, ir en bicicleta, etc.) son muy beneficiosas para los niños y contribuyen en la estimulación de su cerebro.

Alternativas a los deberes tradicionales

  • Deja que ellos escojan los libros que quieren leer. La lectura es una forma estupenda de aprender pero cuando se hace de forma obligatoria pierde parte de su potencial. Podéis visitar alguna biblioteca o librería y escoger libros o cuentos que despiertensu interés.
  • Escribir un diario con las actividades y anécdotas más divertidas del verano puede ser fascinante. Puede incluir dibujos, fotografías, recortes, etc. ¡Imaginación al poder!
  • Si tenéis planeado viajar, tu hijo puede buscar información en internet sobre el lugar que vais a visitar  y elaborar una guía de viaje. Sitios que le gustaría visitar, restaurantes, monumentos de la zona, datos curiosos, etc.
  • Podéis ver películas o dibujos en inglés. Es una forma diferente de practicar este idioma. También podéis escoger una canción traducirla y por qué no cantarla.
  • Si os apetece un ratito de ciencia hay un montón de experimentos caseros muy entretenidos que podéis llevar a la práctica. Los podéis encontrar en los canales de youtube.
  • Para reforzar las matemáticas nada mejor que aplicarla a la vida cotidiana como repasar las cuentas cuando volváis de la compra o contar las conchas que encontráis en la playa.
  • Las manualidades desarrollan la motricidad fina y la creatividad. Ideal para los días de lluvia o las horas más soleadas.

Estos son solo algunos ejemplos. Estoy segura que podéis encontrar muchas actividades más en función de la edad y los intereses de vuestros hijos. Estaremos encantadas que las compartáis con nosotras.

Los mejores deberes para hacer en verano

Jugar, reír, abrazar, dibujar, explorar, experimentar, ensuciar, escuchar música, bailar, inventar, compartir, soñar, imaginar y disfrutar.

Conclusión 

Durante las vacaciones de verano todos los niños deben gozar de tiempo libre y de tiempo para el aburrimiento que es una buena oportunidad para desarrollar su capacidad de invención y creatividad.

Es muy importante buscar actividades que resulten atractivas para los niños y que a su vez contribuyan a la consolidación de los conocimientos que han adquirido durante el curso. Los típicos “cuadernillos de repaso” están  obsoletos pedagógicamente hablando y son pesados y aburridos para la mayoría de los estudiantes.

El objetivo de las vacaciones de verano es recargar las pilas para poder empezar el nuevo curso con ganas y energías renovadas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.