Decide cuando ser madre gracias a la preservación de la fertilidad

Preservación fertilidad

Mucho han cambiado los tiempos, hoy las mujeres pueden decidir cuándo y en qué condiciones tener un niño. Si antes la cuestión biológica obligaba a acelerar los tiempos hoy la mujer decide cuando ser madre gracias a la preservación de la fertilidad.

Entre otras cosas, la ciencia ha regalado independencia a la mujer. Como bien sabemos los óvulos tienen una “vida útil”. Si bien una mujer puede ovular hasta pasados los 50 años, la calidad de los óvulos no será la misma y por eso es muy difícil que pueda quedar embarazada.

Fertilidad por más años

Gracias a la ciencia hoy las mujeres pueden elegir cuando ser madres gracias a la congelación de óvulos. ¿Quiero ser madre ahora? ¿Querré ser madre en un futuro? ¿Me gustaría primero desarrollarme profesionalmente antes de emprender el camino de la maternidad?

Es probable que cuando tienes veinte años no te hayas hecho estas preguntas. Pero al cruzar el umbral de la década de los ´30 estos interrogantes comienzan a aparecer. Y si antes estas preguntas exigían una respuesta en el corto lapso para así aprovechar la buena salud de los óvulos hoy las mujeres tienen la posibilidad de prolongar sus respuestas. Esto gracias a la posibilidad de las mujeres de preservar la fertilidad.

Gracias a las últimas tecnologías desarrolladas por la ciencia, hoy es posible congelar óvulos para utilizarlos años más tarde. Esto abre una puerta a la fertilidad y sin la necesidad de quedar embarazada antes de estar completamente seguras. Se trata de un procedimiento relativamente sencillo que cada vez está más de moda. Es implementado por un número creciente de mujeres, en especial aquéllas con cierto poder adquisitivo para sustentar el tratamiento.

Las probabilidades

Hoy día no es necesario renunciar al sueño de ser madre sino simplemente congelar los óvulos para retrasar esa posibilidad. Los tratamientos permiten extender lo que la edad cronológica y así una mujer puede quedar embarazada después de los 40 sin inconvenientes. Porque es un hecho que, a partir de los 35 años, la mujer sufre una baja en su fertilidad.  Este proceso que se acelera después de los 40 años, con apenas un 10 por ciento de probabilidades de quedar embarazada.

Preservación fertilidad

La preservación de la fertilidad se realiza mediante al criopreservación de óvulos, una técnica similar a la Fertilización In Vitro (FIV) aunque con una diferencia básica. En este caso, en lugar de fertilizar los óvulos con espermatozoides, los primeros de colocan en almacenamiento para su uso posterior.

Tratamiento para preservar la fertilidad

Quien diría hace algunas décadas que una mujer de 35 años estaría quizás en el apogeo de su carrera laboral o aún sin pareja. La realidad indica que esto es cada vez más frecuente y es por eso que la oportunidad de que una mujer decida cuando ser madre gracias a la preservación de la fertilidad se presenta como un cambio cultural que revoluciona la realidad del universo femenino.

Artículo relacionado:
Cómo sobrevivir en pareja a los problemas de infertilidad

Tomar la decisión de congelar óvulos no siempre es algo sencillo pues si bien es un procedimiento de baja complejidad, exige tomar ciertos recaudo así como evaluar la decisión con cuidado. Antes de decidir, es recomendable tener una cita con el médico para informarse sobre el procedimiento y realizar una evaluación de fertilidad para así conocer el estado de los óvulos, estudio que incluye una ecografía. Los resultados permiten conocer la estimación de la reserva ovárica de la mujer para determinar su capacidad ara responder a los fármacos de fertilidad.

La reserva ovárica

La edad afecta la reserva ovárica la edad pero además hay otras mediciones que se realizan para verificar si la mujer reaccionará positivamente a los fármacos utilizados para así producir más óvulos. Así, se miden los niveles de FSH (Hormona foliculoestimulante) y estradiol en el inicio del ciclo menstrual, el nivel de AMH (Hormona Antimulleriana), y la evaluación por ecografía ginecológica transvaginal del número de folículos antrales ováricos. Es común que las mujeres con niveles altos de FSH, niveles bajos de AMH y un conteo bajo de folículos antrales sean más resistentes a la estimulación ovárica y produzcan menos óvulos.

Si bien los riesgos del tratamiento son bajos, hay que conocer todo el panorama antes de dar el sí pues hay mujeres que han sufrido algunas consecuencias luego de la extracción. Decide cuando ser madre gracias a la preservación de la fertilidad e investiga los tipos de procedimiento si quieres esperar para ser madre.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.