Decoración de cuartos: informe especial

Cuando está por llegar un bebé a la vida familiar,  las ideas acerca de cómo decorar el curto comienzan a surgir. Muchas veces es una tarea muy difícil, ya que no sabemos de qué modo hacerlo, otras en cambio nos surgen planteos muy claros. Por eso, hoy en lugar de plantear una decoración específica, vamos a hacer un repaso por los colores y tonalidades que combinan, en cuanto a pintura de paredes y techos.

En primer lugar, se debe aclarar que todos los colores y combinaciones sugeridas, se recomiendan en tonalidades claras o pasteles, para que llamen menos la atención del niño y de este modo, no interrumpan el descanso de éste.

El blanco suele ser una excelente opción cuando no estamos seguros del sexo del bebé o de las decoraciones que haremos en adelante. Este color es adaptable a todo tipo de combinaciones y  aporta una sensación de luz, paz y espacio muy linda.

Si sabemos el sexo del bebé, los colores tradicionales, el rosa y el celeste, suelen venir en una amplia gama de tonalidades. Por ello, se puede optar por una base clara, y los detalles hacerlos en tonos más fuertes u oscuros. También pueden aplicarse con el blanco de base o viceversa.

Los tonos verdes, naranjas y amarillos, quedan muy delicados, cuando se utilizan en tonos pálidos y se cortan con algún detalle en blanco. Son los colores que mejor admiten los decorados relacionados con la flora y la fauna o circenses.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *