Decoración infantil y personal

El armario de un niño puede estar lleno de todo un mundo de moda.

Hay quien prefiere la ropa sencilla, divertida, cómoda pero actual y de diseño, huir un poco de lo realmente infantil. Los colores para este tipo de estilo son el gris, blanco y fresa, los tonos pastel. Todo menos los colores estridentes. Los amantes de este estilo ordenan su armario con uniformes, faldas, pantalones, camisas… una parte para la niña y otra para el niño. En cuanto a la decoración del cuarto suele ser sencillos y luminosos, los colores neutros, huyendo de los muebles y colores infantiles que duran poco tiempo. Las paredes suelen estar empapeladas y el techo con papel cañizo, las vigas pintadas y la moqueta de lana rulo. Los cabeceros de las camas tapizados con tachuelas y la mesa de estudio lacada.

Pero hay quien le gusta todo lo contrario. Su gusto está en los vaqueros, camisetas, jerséis de algodón y zapatillas de deporte, es decir, predomina la ropa deportiva y de mucho color (amarillo, naranja, verde…). Las camas al estilo litera y si se tiene posibilidad, una habitación de juego y otra para dormir. La decoración es sobre todo muy alegre, llena de color. La pared empapelada con murales de vinilo.

Hay muchos y diferentes estilos para preparar el hogar de un niño, todo depende de las posibilidades, la educación, la cultura… y por supuesto el gusto personal, la economía no siempre tiene por qué influir en la decoración, a veces pagamos por el gusto de lo hecho. Olvidamos que nosotros también tenemos manitas para hacerlo.

Fuente: guía infantil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *