Decoramos el jardín para disfrutar junto a nuestros bebés

Las nuevas temperaturas, mucho más elevadas y  cálidas permiten a los padres de niños pequeños poder planificar actividades mucho más dinámicas y entretenidas, en ambientes al aire libre. Por ello, el jardín de la casa pasa a ser un lugar mucho más que interesante para compartir junto a ellos, sin necesitar alejarnos de nuestro hogar.

Pero no obstante, el mismo debe ofrecer invitaciones llamativas que incentiven al niño a querer establecerse en él y a jugar y divertirse. Por ello, la decoración vuelve a aparecer como una fuente vital de ideas, adaptables a las necesidades de padres e hijos.

Un ejemplo claro de adecuación de un espacio abierto a los intereses infantiles, lo constituyen los juegos de parque, por ejemplo hamacas, calesitas etc. Todos ellos vienen en tamaños y colores variados, por lo cual se pueden adaptar a diversas circunstancias, gustos y espacios.

Si es que contamos con un jardín demasiado amplio, podemos cercar solamente la porción a utilizar por los niños, para ello, podemos pensar en una serie de vallas o cercas divertidas y elegantes, las cuales pueden presentar variedad de formas y colores. Recordar que no contengan puntas que puedan afectar a la integridad física del menor.

Por último, se recomienda evitar los juegos estilos saltarines o autitos a tracción sangre, pues suelen ser os culpables de más de un accidente inesperado, donde la cabeza del niño suele ser lo primero en impactar contra el suelo, saliendo lastimada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *