Decorando con abstractos

Las formas abstractas suelen ser un gran aliado al momento de decorar espacios indefinidos. Esto ocurre en las familias que esperan un bebé, pero aun nada sabe acerca del sexo de éste.

Una opción, es la de colocar círculos, ya sea en las paredes como en los muebles, de distintos colores y formas variadas. Los mismos, pueden ser pintados, incrustados o superpuestos. Siempre se recomiendan los primeros pues otorgan un mejor aspecto general y de acabado.

Otra posibilidad es la de colocar cuadros concéntricos, los mismos pueden jugar con las ilusiones ópticas, lo cual se logra a través de los colores y la separación entre un cuadrado y otro.

Algunas figuras, permiten ser dibujadas en la pared y continuarlas sobre el mueble. Por ejemplo, un círculo, puede tener su mitad sobre la pared y el reto de la figura continuar sobre un guardarropa contiguo.

Se sugiere al seleccionar este tipo de decoración, prestar vital importancia a los colores y la distribución de las figuras, evitando de esta manera una imagen equivocada del conjunto.

Los accesorios son de gran implicancia al momento de ver el acabado, por ello, se sugieren las cortinas blancas, al igual que la ropa de cama. Las mismas pueden ser decoradas de igual manera que las paredes, siempre que no resulte excesivo.

Otro detalle son las luminarias, las cuales puede poseer pantallas en el color dominante o formas similares a las escogidas para la decoración, por ejemplo, si se han colocado círculos en las paredes, se sugiere que las luminarias sean circulares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *