Decorando el cuarto de un marinero

Para muchos varoncitos, la idea del mar, los barcos y los peces suele ser un verdadero deleite.

Por ello, hoy proponemos esta decoración para sus cuartos, sustentadas en esta propuesta marina.

Por comenzar, y como no podía ser de otra manera, vamos a destinar a la decoración colores azules, blancos y algún toque de rojo por allí.

Las paredes deberán estar pintadas de azul muy suave, hasta se podría decir de celeste. Sobre ellas, vamos a tener que delinear el mar, por ello, es muy importante el color de base.

Antes de comenzar a dibujar o pegar imágenes, debemos estar muy seguras de nuestro proyecto. Es decir, conocer los objetos que vamos a colocar sobre el mural, como lo vamos a combinar, que colores deberán llevar de acuerdo a los gustos propios y del niño, etc.

Entonces, una vez seca la pared, se sugiere con un color blanco, mezclado con el mismo celeste de la pared, dar sobre la parte inferior unos pequeños toques ondeados, como imitando las olas y el movimiento marino.

Luego, en la pared más amplia y con menos interrupciones del cuarto, se colocará el barco (vienen muchas opciones de apliques en las casa de decoración, tales como de madera balsa, papel, etc.). Los colores que sugiero para el barco, son claros y alegres.

Finalmente, los muebles y cortinas de esta habitación deberán ser blancos o en un tono muy claro, para que contrasten con el entorno presentado.

La ropa de cama, deberá respetar el motivo seleccionado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *