Decorando la sala de juegos

La sala de juegos es un espacio propicio parta el entretenimiento y la recreación de los niños. En ella, los chicos se desarrollan libres y felices, en contacto con sus juguetes y pertenencias. Por ello, para propiciar el buen despliegue y amplio movimiento del niño en el lugar, sin que por ello reciba golpes, se debe tener en cuenta las medidas de seguridad.

No obstante, la seguridad propuesta, puede ser planteada desde la misma decoración. Actualmente, existe en el mercado una infinidad de materiales que pueden cubrir y proveer ambos requerimientos a la vez. Por ejemplo, las gomas espumas de colores, alfombras divertidas y almohadones amplios y mullidos.

Un primer paso, es delimitar el espacio sobre el cual el niño jugará. Se debe recordar que durante los primeros años de vida, el mismo se desplaza gateando, por ello, la seguridad y limpieza del piso es fundamental. Dicho esto, resulta importante que esta superficie, esté cubierta por alfombras lavables y fáciles de desinfectar.

Otro detalle de seguridad, es el perímetro que bordea a esta área. Se sugiere mantener algún elemento aíslate y resistente a los golpes, de hasta un metro de altura (pueden ser gomas espumas u otro material).

Los almohadones, además de adornar, amortiguan golpes y caídas. Además, todas las normas mencionadas anteriormente, pueden se combinadas de manera de presentar materiales de colores y texturas agradables a la vista. De esta manera, se conseguirán la seguridad del niño, como además, la motivación del mismo, al ver el despliegue de colores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *