Decorar el cuarto con objetos retro

La moda retro ha llegado para instalarse entre nosotros. Ya no es simplemente un estilo de indumentaria o una tendencia de decoración y estilo. Por el contrario, constituye una mirada que rescata objetos del pasado, para contextualizarlo en nuestro presente. El mismo, propone, igualmente, una opción artesanal y creativa incluso para los niños.

Por ello, pensar en una decoración retro para el cuarto de un bebé o niño, no resulta muy ilógico. Un primer paso para lograr esta composición, es rescatar del arcón de los recuerdos, todos aquellos objetos y juguetes que hayan pertenecido a algún niño de la familia. Puede tratarse, inclusive, de los padres del bebé.

Luego de ello, la restauración de los mismos es imprescindible. Utilizar colores alegres y bien combinados para lograr que, además de restaurado, los objetos queden vistosos, también es un detalle a tener presente. Finalmente, colocar estos objetos (autitos, muñecas, etc.), en lugares visibles, aportarán mayor importancia a los objetos en cuestión y se logrará una decoración acabada.

Los diseños retro son amplios y permisivos. Los mismos se llevan bien con los tonos de color más diversos y con las opciones de decoración más ostentosas. Por ello, que se sugiere simplemente ceñirlo a motivos infantiles y, de esta manera, lograr una decoración acabada y llamativa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *