Defectos y anomalías de los pies

Es importante cuidar y observar los primeros pasos de nuestros hijos por si detectamos cualquier anomalía. Hay que prestar especial atención si alguno de los padres ha tenido o tiene algún problema en los pies. Existe cierta predisposición a que un niño con antecedentes familiares de, por ejemplo, pies planos, tenga pies planos.

Debemos saber que los pies de los niños no terminan de desarrollarse hasta que alcanzan la edad adulta. Tienen una gran flexibilidad porque sus articulaciones y ligamentos están aún sin formar. Y como mencionamos en un anterior artículo, hay que elegir el calzado apropiado: que sea flexible y ligero, y con una forma parecida a la del pie, más o menos cuadrangular.

Y para comprender un poco de este tema, le mostramos los defectos y anomalías de los pies de los niños :

Problemas al nacer

Pie plano
Es el defecto más frecuente. El recién nacido no tiene arcos de los pies. Se denomina pie plano flexible infantil y es fisiológico hasta los tres años (desaparece solo). Aun en el caso de que no se corrija del todo, no causa demasiadas molestias, aunque a veces provoca cansancio al caminar o dolor en la planta del pie. 

Tratamiento: Es bastante controvertido. Para algunos especialistas, el uso de plantillas y zapatos ortopédicos ayuda a aliviar las molestias en el caso de que no se corrija, pero lo cierto es que no se ha demostrado que sean del todo efectivos. Lo más recomendable es hacer ejercicios específicos con el pie, siguiendo las indicaciones del especialista. Hay que procurar que el niño camine por terrenos irregulares y blandos, ideales para el fortalecimiento de la musculatura de la planta del pie.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *