Depresión en adolescentes: cómo ayudarlos

chica con depresión

Los años de la adolescencia pueden ser extremadamente duros y la depresión afecta a los adolescentes mucho más a menudo de lo que pensamos. De hecho, se estima que uno de cada cinco adolescentes sufrirá depresión en algún momento durante su adolescencia. Sin embargo, aunque la depresión en adolescentes es altamente tratable, la mayoría de chicos y chicas deprimidos no reciben ayuda.

La depresión adolescente va más allá del mal humor. Es un problema de salud grave que afecta a todos los aspectos de la vida de un adolescente. Afortunadamente, es tratable y los padres pueden ayudar. Su amor, orientación y apoyo pueden contribuir en gran medida a ayudar a tu hijo o hija a superar la depresión y a volver a encarrilar su vida.

Como detectar la depresión en adolescentes

chico en soledad

Mientras que el mal humor y la mala conducta son de esperar durante la adolescencia, la depresión es algo diferente. Los efectos negativos de la depresión en un adolescente van mucho más allá de un estado de ánimo melancólico. La depresión puede destruir la esencia de la personalidad de tu hijo, provocando una abrumadora sensación de tristeza, desesperación o enfado.

Muchos comportamientos o actitudes rebeldes y poco saludables en los adolescentes pueden ser indicios de depresión. Las siguientes son algunas de las formas en que los adolescentes actúan mal en un intento de sobrellevar su dolor emocional:

  • Estado de ánimo negativo persistente. El llanto frecuente debido a una abrumadora sensación de desesperanza es un signo común de depresión. Sin embargo, los adolescentes con depresión no necesariamente se ven tristes. Como contrapunto, la irritabilidad, la ira y la agitación pueden ser los síntomas más destacados.
  • Problemas en la escuela. La depresión puede causar baja energía y dificultades de concentración. Esto puede causar una caída notable en el rendimiento escolar.
  • Pérdida de interés en las actividades. Fuera de la escuela, es posible que notes que tu hijo muestra menos entusiasmo por sus aficiones favoritas. Pueden abandonar actividades como los deportes, clubes, o alejarse de familiares y amigos.
  • Buscan huir. Muchos adolescentes deprimidos piensan en escaparse de casa e incluso lo hacen. Esto suele ser un grito de ayuda por la desesperanza que sienten.
  • Abuso de alcohol y drogas. Los adolescentes pueden consumir más alcohol y/ u otras drogas con el fin de evadirse de sus pensamientos y sentimientos negativos. Desafortunadamente, consumir estas sustancias solo empeora las cosas.
  • Baja autoestima. La depresión puede desencadenar e intensificar sentimientos de fealdad, vergüenza, fracaso e indignidad.
  • Adicción a la tecnología. Los adolescentes pueden conectarse a internet para escapar de sus problemas. Pero el uso excesivo de dispositivos electrónicos conectados a internet solo aumenta su aislamiento, deprimiéndoles más.
  • Violencia. Algunos adolescentes deprimidos, generalmente cuando han sido niños víctimas de abusos físicos y/ o psicológicos, pueden volverse agresivos y violentos.
  • Cambios repentinos en el sueño y la dieta. Los adolescentes deprimidos pueden pasar más tiempo de lo normal en la cama durmiendo, o por el contrario, experimentar insomnio. También puedes notar que come más, o menos de lo habitual.

Cómo ayudar a un adolescente con depresión

piernas de chica triste

La depresión es una condición muy dañina si no se trata. Si sospechas que tu hijo o hija adolescente está deprimido, coméntaselo de una manera cariñosa y sin prejuicios. Aun si no tienes claro que se trate de depresión, los comportamientos y emociones que estás viendo te hacen pensar que hay un problema al que hacer frente. Cuéntale qué síntomas de depresión has notado y por qué te preocupa. Luego pídele que te cuente qué le pasa con sinceridad, y escúchale sin juzgar. No le hagas muchas preguntas, pero déjale claro que estás dispuesto a darle el apoyo que necesite.

La salud física y mental están íntimamente relacionadas. La depresión se ve fortalecida por la inactividad, el sueño inadecuado y la mala alimentación. Los adolescentes son conocidos por sus hábitos poco saludables: se quedan despiertos hasta tarde, les encanta la comida rápida y pasan horas enganchados a los teléfonos o a los videojuegos. Por esto, es importante mantener un ambiente saludable en casa. El ejercicio físico es absolutamente esencial para la salud mental, así que mantén la vida de tu hijo o hija activa. Pasear al perro, bailar, practicar algún deporte, salid con la bicicleta, hacer senderismo, etc., cualquier actividad que les haga moverse será beneficiosa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.