Desarrollar el lenguaje desde el nacimiento

estimular el lenguaje

 

El lenguaje es una de las características más importantes que posee el ser humano. Junto con los delfines que muestran indicios de lenguaje, somos la una criatura del planeta que tiene esa capacidad. Las áreas especializadas de nuestro cerebro como son las de Broca y Werniche nos dan los fundamentos neurológicos del lenguaje.

Los niños pequeños tienen una gran habilidad para aprender el lenguaje, incluso son capaces de aprender más de un idioma a la vez, es por ello que hace pensar que hay algo especial en nuestro cerebro a esa edad y por ello hay que estimularlo. El lenguaje es la base de la comunicación del ser humano. 

Las personas más cercanas a los niños/as tienen una gran función en el desarrollo del lenguaje porque dependiendo de la estimulación que reciban va a determinar la aparición y el ritmo que lleve el lenguaje. Aquellos niños/as que no son estimulados lingüísticamente tiene mayor dificultad para adquirir dicho lenguaje.

Para estimular a los niños se debe hablar mucho con él, contarle cosas incluso en edad en la que no entienda lo que se le dice, preguntarle cosas y esperar alguna respuesta, no necesariamente tienen que ser palabras. Ponerles canciones es también muy bueno desde el primer momento y si lo acostumbramos a oír las canciones o dibujos animados en otro idioma como el Ingles, es posible que desarrolle mucho mejor la capacidad para aprender dicho idioma.

Hemos de saber que de los seis meses hasta los diez, los niños/as producen sonidos algo más complicados que los que hacia hasta entonces, llamados balbuceos. Las primeras consonantes pueden ser combinadas con las vocales para hacer sílabas y así poco a poco.

Hay que corregirlos cuando cometan algún error en alguna palabra, no debemos de dejarlo por muy gracioso que nos pueda parecer al principio y no hay que decir que es muy importante llamar a las cosas por su nombre desde que nace el pequeño. Muchas personas suelen cometer ese error de llamar a cosas por el nombre que no le corresponde como por ejemplo llamarle al perro, guagua  el niño tendrá que aprender ese nombre asociado al perro, y cuando tenga más edad se le corregirá diciéndole que no es un guagua…sino un perro, por eso es importante que se le llame a las cosas por su nombre, le haremos las cosas más fáciles.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *