Desarrollo de las emociones (I), afectividad infantil

Emociones autoconscientes

Aunque todavía no hay una cuerdo, la mayoría de los investigadores piensan que a lo largo de la infancia, aparecen en los niños casi todas sus emociones básicas. Se considera como emociones básicas la alegría, la tristeza, el enfado, el miedo y la sorpresa.

Sin embargo, después de los 2 años, aparecen unas emociones superiores a las básicas, denominadas autoconscientes, las cuales, incluyen la autovaloración del mismo niño con respecto a su conducta moral. Es decir, es necesario que el niño se reconozca a sí mismo como un individuo diferente de los demás.Las emociones autoconscientes, incluyen la vergüenza, el orgullo, la culpabilidad y la envidia.

Vergüenza

Esta emoción autoconsciente es muy típica en los niños, puede asimilarse también a la timidez. No es una emoción en sí, sino un sentimiento a consecuencia de una falta cometida.

Orgullo

Surge al realizar una acción propia, haciendo una evolución positiva de la misma. Al sentir esta emoción, tratará de repetirlo sintiéndose bien con él mismo.

Emociones autoconscientes

Culpabilidad

Ésta puede considerarse contraria al orgullo, ya que surge de una acción negativa en consecuencia a una acción determinada. La persona experimenta dolor, produciéndose un gran valor moral.

Envidia

Se considera un sentimiento muy negativo y universal, ya que influye tanto en el niño como en la personas que lo rodean. Es muy común en los niños, pero existen medidas en las que se pueden corregir. La envidia es un sentimiento de dolor al no poseer lo que el otro tiene, por lo que ocasiona, si no se corrige, problemas en el futuro.

Más información – La teoría de la sexualidad en los niños según S. Freud


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *