Desarrollo de las emociones (II), emociones básicas

Emociones infantiles

En un artículo anterior, os explicábamos una serie de emociones autoconscientes que nacen en los niños a partir de los dos años, ya que es a esa edad, cuando el niño puede hacer una autovaloración con respecto a su moral. Sin embargo, los niños, desde que nacen, manifiestan unas emociones innatas, llamada básicas.

Estas emociones básicas se expresan mediante señales, para que el adulto pueda comprenderlo y saber como actuar. La diferencia de señales entre un bebé y un niño (+1 años), está en la intensidad, la rapidez y la duración de la misma.

Emociones infantiles

Estas emociones nace de una generalizada, diferenciándose con el tiempo en placer y malestar. Estas emociones se manifiestan a través del llanto y la sonrisa, apareciendo luego, el enfado, la tristeza y el miedo.

Alegría

Desde que nacen, los bebés manifiestan su bienestar mediante la sonrisa. Ésta está asociada a la liberación de tensión (por ejemplo, cuando escuchan alguna música que les gusta).

A los 6 meses aparece lo que se conoce como sonrisa social, por la cual el niño sonríe cuando reconoce un rostro. Mientras que entre los 3-4 meses aparece la risa tal y como la conocemos, amplia y bonita. Esta sonrisa tiene un componente biológico, pero la experiencia de la vida también influye en la misma.

Tristeza y enfado

Estas emociones se manifiestan en el niño mediante el llanto. Durante los primeros meses de vida son breves, como por ejemplo la ira al tener hambre. Sin embargo, aumenta prograsivamente su frecuencia e intensidad desde los 6 meses hasta los 2 años de edad.

Miedo

Durante el primer mes se pueden observar expresiones de temor al poner al bebé boca abajo bruscamente. Esto es porque experimenta una ansiedad, según esto existe dos tipos: la ansiedad ante los extraños y la angustia de separación.

La ansiedad ante los extraños se da hacia el octavo mes de vida, donde el niño comienza a sentirse mal con personas extrañas o desconocidas; mientras que la angustia de separación aparece cuando se ausenta la persona con la cual el niño tiene el lazo afectivo adquirido (por ejemplo un niño con su madre cuando va los primeros días a clase).

Más información – Desarrollo de las emociones (I), afectividad infantil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *