Descubriendo el Arco Iris de Grimm

¡Hola mamás! ¡Buenos y fríos días! Hoy os presentamos un juego que seguro que muchas conocéis ya porque últimamente se ha hecho ¡hiperfamoso! y es el Arco Iris de Grimm, un juego educativo utilizado por la Metodología Montessori. Seguro que si no lo tienen vuestros peques, habéis visto alguna fotografía de este juego porque entre otras cosas ¡es muy bonito!

Para las que aún no lo conozcáis, os contamos en qué consiste. Es un juguete de madera formado por arcos de distintos colores. En apariencia, es muy sencillo, pero como pasa con casi todos los juguetes que parecen básicos, son los que más desarrollan las capacidades de los niños. En concreto, este Arco Iris sorprende por su textura natural, ya que se pueden apreciar las vetas de la madera. Las posibilidades de juego con él son casi infinitas, ya que podemos hacer desde construcciones básicas apilando las piezas, hasta otras mucho más complejas que además pueden alcanzar un gran tamaño.

La complejidad del juego dependerá de la edad del niño. Este juguete está recomendado para cualquier edad, pero hasta los tras años los niños necesitan estar acompañados en casi todos los juegos, así que nos servirá para jugar con ellos e ir descubriendo las múltiples posibilidades que tiene.

Los niños que hayan llegado a la “fase constructora” podrán poner en práctica todos los conocimientos así como idear nuevas construcciones con este Arco Iris. Desarrollarán su imaginación planeando la construcción que montarán y buscando el equilibrio entre las piezas.

Sin duda. una gran idea para regalar estas Navidades a nuestros pequeños. Existen algunas variantes de este Arco Iris donde cambia su tamaño, colores o incluso la estructura, incorporando un eje uno de sus variantes.

Esperamos que os guste este vídeo de Juguetitos donde nos enseñan algunas de las posibilidades del juguete.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *