Desmayo en el embarazo

Las molestias del embarazo

Durante el embarazo, el organismo de la mujer sufre importantes cambios en cuanto al funcionamiento habitual. Esto puede causar diferentes problemas como cambios en la presión arterial o en la forma de procesar la glucosa en la sangre. Este tipo de alteraciones, suelen ser las culpables de muchos de los mareos y desmayos que sufren las mujeres que se encuentran en periodo de gestación y en la mayoría de los casos, suelen ser ocasiones e inofensivos.

No obstante, estos mareos pueden llegar a producir un mareo y en este caso, el grado de gravedad puede llegar a ser muy preocupante y negativo para la salud del bebé. Por ello, si estás embarazada es muy importante que cuides al máximo cuestiones como a alimentación o el descanso, así podrás evitar este tipo de situaciones tan comprometidas. Te contamos cómo puedes evitar sufrir un desmayo durante tu embarazo.

¿Cuáles son las causas del desmayo en el embarazo?

Es muy común que las mujeres embarazadas sufran más mareos de lo habitual, especialmente en épocas de mucho calor o en situaciones en las que se dan con facilidad los cambios de temperatura. Además, los movimientos bruscos de la cabeza o los cambios de posición rápidos, también suelen ser la causa de muchos de los mareos que sufren las embarazadas.

En la mayoría de los casos el mareo pasa tras unos segundos, respirar profundamente y buscar un punto de estabilidad con la mirada favorece la recuperación. Sin embargo, el mareo puede llevar a un desmayo, algo que en el caso de las embarazadas puede acarrear diferentes consecuencias. Especialmente por los riesgos de sufrir caídas y golpes con diferentes objetos.

Consejos para evitar los desmayos en el embarazo

Los cambios hormonales son los culpables de los cambios en el riego sanguíneo, disminuyendo su capacidad de autoregulación. Esto produce que la sangre se acumule en las extremidades inferiores, lo que impide que órganos como el corazón o el cerebro reciban un flujo normal de sangre. Al pasar mucho tiempo en una misma posición, ya sea estando de pié o sentada, el riego sanguíneo se ralentiza.

Embarazada con dolor de cabeza

En este caso, cuando se realiza un movimiento brusco, como levantarse de golpe o al restar un tiempo largo de pié el riego sanguíneo no llega de forma normal al cerebro. Esta es la causa principal de los mareos y desmayos en el embarazo. Por lo tanto, debes tener en cuenta estos consejos para evitar esta situación:

  • Evita pasar demasiado tiempo en la misma postura.
  • Cuando vayas a levantarte, no realices movimientos bruscos ni te incorpores de golpe.
  • Al levantarte de la cama, primero levanta el torso y mantente sentada unos segundos, después levántate con calma sin realizar movimientos bruscos.
  • Procura no estar de pié durante mucho tiempo.
  • Intenta no realizar movimientos bruscos con la cabeza
  • Evitar los ambientes demasiado cálidos y con mucha humedad.

Otra de las causas comunes aunque menos frecuentes de los desmayos en el embarazo, es una bajada repentina de los niveles de glucosa en la sangre. Esta circunstancia puede causar problemas en la salud del bebé, por lo que es fundamental evitarlas en la medida de lo posible. Procura llevar algo con azúcar encima siempre que salgas de casa y cuando notes un ligero mareo, tómalo rápidamente para que el bebé no se resienta.

La dieta variada y equilibrada puede ayudarte a prevenir un desmayo en el embarazo

Embarazada tomando agua

La alimentación juega un papel fundamental en el embarazo. Por lo qué una dieta variada y equilibrada, que cubra todas las necesidades nutricionales básicas, te ayudará a prevenir alteraciones en los niveles de glucosa en la sangre.

  • Evita pasar demasiado tiempo sin tomar ningún alimento, realiza 5 o 6 comidas al día.
  • Incluye mucha fruta y verdura en tu dieta diaria, esencial para obtener los minerales necesarios para favorecer el flujo sanguíneo.
  • Toma alimentos ricos en hierro y potasio, como las verduras de hoja verde, los plátanos, la carne roja o las legumbres.
  • Mantén tu cuerpo bien hidratado. Es muy importante que tomes mucho agua cada día, también puedes tomar zumos naturales o infusiones (siempre aquellas que estén permitidas durante el embarazo)

Si sufres algún episodio de mareo o si llegas a sufrir un desmayo, es muy importante que acudas a tu médico para que pueda realizar las revisiones pertinentes. Con ello podrás prevenir situaciones graves y complicaciones en el embarazo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.