Desprendimiento de útero o prolapso uterino

Prolapso uterino

¿Has escuchado hablar sobre el desprendimiento de útero? Seguro que sí, porque es uno de los problemas más frecuentes que pueden sufrir las mujeres cuando los músculos de la zona pélvica se van debilitando y por consecuencia, estirando sería la palabra más correcta para estos casos.

No hay una edad establecida pero sí que es cierto que suele aparece en mujeres post-menopáusicas o aquellas que han tenido varios partos vaginales. Por ello es conveniente saber un poco más sobre el desprendimiento de útero o lo que también se le conoce como prolapso uterino.

Qué es el desprendimiento de útero

Tal y como hemos avanzado, se denomina desprendimiento de útero a esa consecuencia de un debilitamiento de los músculos de la zona. Ya que los ligamentos que sostienen la parte del útero pueden ir cediendo con el paso del tiempo, con los partos, etc. Esto hace que vayan descendiendo y que no tengan la misma fuerza de antaño. Pero no es un problema por sí solo, sino que además del útero también se puede arrastrar la vejiga. Aunque puede ser leve, también se puede convertir en todo lo contrario. Por lo que puede resultar en una grave complicación para la vida de quien lo sufre.

Desprendimiento de útero

Causas principales del prolapso uterino

Al igual que veremos con los síntomas, las causas también pueden ser variadas y es que no hay una sola que nos pueda indicar este problema. Tal y como hemos mencionado, el estar en la menopausia y haber tenido varios partos vaginales sí pueden ser motivos principales para ello. Pero también se puede deber a una mala calidad de nuestros músculos y de los tejidos que se estiran de manera inadecuada. Algunas enfermedades crónicas y de tipo respiratorio también pueden incidir en el problema como pueden ser el asma o la tos. Sin embargo algunas alteraciones medulares también pueden ser las causantes en mujeres más jóvenes.

Cuáles son los síntomas de la matriz caída

En ocasiones los síntomas se pueden confundir con otro tipo de problemas pasajeros, por lo que no siempre les prestamos atención. Pero sí es cierto que ante cualquier duda y sobre todo, una prolongación en el tiempo, siempre es mejor que acudas al médico.

  • Sensación de pesadez más frecuente.
  • Problemas para poder retener la orina o incluso al orinar, ya que se siente como si no se hubiera vaciado por completo la vejiga.
  • Sensación de que algo cae desde tu vagina.
  • Más flujo.
  • Algún sangrado fuera de tiempo.
  • Infecciones de orina más frecuentes
  • Dolor en la zona lumbar.

Síntomas desprendimiento de útero

Qué no se debe hacer cuando hay prolapso

Cuando es algo leve, no se necesita tratamiento pero sí seguir una serie de pautas. Algunas de las cuales se basan en no hacer esfuerzos ni pillar mucho peso porque estos gestos sí que podrían empeorar el desprendimiento de útero. Por otro lado se aconseja una dieta con más cantidad de fibra ya que debes evitar el estreñimiento. Dicho esto y pensando en los ejercicios, también podemos intentar fortalecer la zona con los denominados ejercicios de Kegel. Además, debemos mantener una alimentación adecuada para evitar el sobrepeso.

Por otro lado, si tu médico te lo aconseja también puedes tomar estrógenos para fortalecer la zona. Ya que en casos más graves sí que hay que recurrir a otras técnicas, y es muy frecuente el colocar un dispositivo en la vagina que hace de tope para que el útero no llegue a desplazarse. Además de hacer cirugía, que es uno de los pasos finales para los procesos más complicados. Pero como decimos, todo ello lo tiene que valorar tu médico de confianza. Sobre todo cuando tienes síntomas y molestias como antes mencionamos. Ya que con una exploración vaginal se puede diagnosticar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.