Destete nocturno: qué debes saber

Destete nocturno

El destete nocturno consiste en la retirada de la toma de leche del pecho materno durante la noche. Son varios los motivos por los que una madre decide tal acuerdo y puede que la haga valorar muchos aspectos. Principalmente se debe a consecuencia de una falta de sueño y decide implantar el biberón como sustitutivo del pecho.

Por otro lado, para algunas madres implica este destete nocturno como consecuencia de eliminar la toma de pecho en general, y toman su comienzo eliminando estas tomas nocturnas. Es importante hacerlo de manera respetuosa ya que siempre se antepone el hecho de que el bebé no sufra y por lo tanto ha de hacerse de manera progresiva y gradual.

El destete nocturno hay que hacerlo despacio

Si crees que es el momento de hacerlo hay pediatras que pueden valorar esta situación. Se hace llegar a la conclusión que por el simple hecho de hacerlo, hay bebés que siguen su sueño evolutivo a su ritmo. Esto quiere decir que sus despertares nocturnos siguen siendo los mismos.

Por otro lado el destete no debería llevarse a cabo sin haber dado por lo menos el pecho hasta que no tengan cumplidos el año o año y medio. Para algunas madres esto les puede parecer mucho tiempo, pero la OMS recomienda la lactancia como complemento hasta los 2 años.

No hay que concurrir en que esta decisión es culpa de nadie. Al bebé no le hará feliz tal decisión y ante todo hay que armarse de paciencia y no dejarse llevar por los nervios. Por consiguiente no hay que regañar al bebé, esta decisión hay que tomarla absolutamente de forma respetuosa.

Consejos para un destete correcto

Si a la hora de acostar al bebé siempre ha sido dando el pecho, evidentemente que finalmente quedaría totalmente dormido después de la toma. Es una práctica que hay que intentar evitar como primer paso. Tenemos que buscar cualquier alternativa para que concilie el sueño de forma natural, sobre todo con mucho cariño.

Destete nocturno

Existen formas que pueden funcionar: puedes intentar ofreciéndole algún tipo de muñeco o peluche para que le acompañe, así cómo probar a que le duerma otra persona cercana, pero diferente. Si crees que puede escucharte, intenta que razone tal situación explicándole con bonitas palabras y una firme postura.

Los despertares nocturnos es otro de los pasos que hay que superar. En este punto la madre al ser partícipe de sus despertares hace que el niño vuelva a enlazar su despertar con la toma del pecho. En este caso si puede entrar la colaboración del padre será muy buena opción y una gran ayuda. Será una gran labor pero hay que tener paciencia.

Si crees que el bebé demanda algún tipo de toma, puedes ofrecerle algún otro líquido, como zumo o leche. Hay que mentalizarse que doblegarse a tal decisión puede implicar que el niño se vuelva a acoger a algún tipo de demanda al despertarse. Sólo deberías de usar esta práctica si te resulta difícil iniciar el destete, pero igualmente hay que hacer este tipo de tomas muy puntuales.

Si crees que tomar esta decisión va a ser un momento muy drástico, puedes recurrir a su eliminación de manera gradual, simplemente reducir el número de tomas. Lo harás de una manera calmada, ya que cuando el bebé se despierte debes hablarle y hacerle razonar que es hora de dormir y no de comer.

Tomar tal decisión no es fácil, pero una vez que iniciamos tal decisión no hay que ser intransigentes. Para ello debemos mentalizarnos y no dar marcha atrás. Con el tiempo observarás que el bebé se irá olvidando de estas tomas nocturnas e irá aprendiendo a conciliar el sueño por sí mismo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.