Diario de una embarazada

Cuando atravesamos la etapa del embarazo, queremos vivirlo todo, recordarlo todo, y en esos meses lo tenemos reciente y no lo olvidamos, pero con los años hay detalles que por desgracia e involuntariamente desaparecen de nuestra memoria y ya no recordamos.

Después de la experiencia de tres embarazos, os cuento que una de mis mejores ideas fue empezar un diario en mi primer embarazo, no os penséis que lo contaba todo ni escribía todos los días, pero si los días señalados y mas importantes, como las típicas molestias que mi cuerpo notaba, las citas con el medico,  ecografías y sobre todo lo que sentía al llevar a mi bebe dentro, lo escribía como si a el se lo estuviera contando, pensando que quizás con los años lo quisiera leer.

Después de los nueve meses de embarazo, también relate el día del parto, estancia en el hospital y la vuelta a casa, después en el mismo diario, también relate mi segundo  y tercer embarazo, me gustaba compararlos entre si para mi misma, era curioso, era cada uno de una manera e incluso los partos, con cada uno sentí cosas diferentes e únicas.

Os puedo decir que después de tener a mis peques grandecitos, he rescatado muchas veces el diario del cajón donde lo guardo y lo he leído, es bonito y emocionante, a veces hasta yo misma me sorprendo pues hay cosas que no recordaba, probadlo, no os arrepentiréis pues junto con una foto de vuestra barriguita gordita es el mejor recuerdo que tendréis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *