¿Por qué hay días que mi bebé se mueve menos?

Curiosidades del embarazo

Seguro que te has preguntado el porqué algunos días tu bebé se mueve menos, o digamos que tú lo notas menos. Lo primero que queremos decirte es que cada bebé tiene su propio ritmo. A lo largo del embarazo habrás notado cómo de esas burbujitas del principio, que casi parecían gases, has pasado a toda una auténtica batalla y de nuevo todo se ha relajado.

Si estás en la etapa final es normal que sientas que tu bebé se mueve menos, está aprovechando para dormir más y prepararse para el trabajo que viene. No obstante te contamos qué otros factores pueden influir en el movimiento del bebé.

Motivos por los se mueve menos

como saber si estas de parto

Dos razones comunes por las que el bebé se mueve menos es por el peso de la madre o si ya estás en las últimas semanas de gestación cuando tiene menos espacio para hacerlo.

Los fetos de las madres con menos pesos son más activos que las que tienen algún kilo de más. Puede ser porque tienen más espacio para moverse o simplemente que la madre los sienten más.

El otro factor a tener en cuenta es la etapa de gestación en la que estés. Al final los movimientos del bebé se reducen. Esto es por la falta de espacio y porque ya se está colocando en el útero, preparándose para el parto.

Además de estos motivos, como te decíamos al principio, cada feto tiene su propio ritmo, su propio horario y a lo largo de los meses te habrás dado cuenta. En términos generales los fetos se mueven más durante el periodo de descanso de la madre, y se muestran más activos por la tarde y la noche que por la mañana. Hay algunos que duermen más que otros, que son más inquietos…en fin.

Si el tema te pone muy nerviosa o te agobia, habla con el médico, él mejor que nadie podrá orientarte y hacerte las pruebas que necesites en caso de duda.

Otras causas para que el bebé no se mueva tanto

Sabemos que si el bebé se mueve significa que está bien oxigenado y correctamente estimulado, por eso es tan importante para nosotras sentirlo, es la confirmación de su correcto desarrollo neuromuscular. Por el contrario la ausencia o la disminución significativa de estos movimientos pueden indicarnos ciertos problemas de salud como hipoglucemia, placenta envejecida o alimentación inadecuada.

También es posible que si tienes miomoas, estás tomando medicación antidepresivo, o si la placenta está colocada en la cara anterior del útero, sientas más amortiguados los movimientos. Otras causas frecuentes son: fumar, haber tomado alcohol, alguna medicación sedante, el propio estrés materno o haber pasado ese día un largo periodos de tiempo de pie o, por el contrario haber hecho una actividad física poco habitual.

Si notas una reducción drástica del movimiento de tu hijo acude al doctor. Es posible que solicite una prueba sin estrés o un perfil biofísico, además de un ultrasonido para medir el nivel de líquido amniótico y verificar el bienestar de tu pequeño.

¿Qué debo hacer si mi bebé se mueve menos?

Si a lo largo del día notas que tu bebé se mueve menos o de forma diferente trata de disminuir tu actividad y relajarte. Comer algo, en especial algo con glucosa también le ayudará a él a mostrarse activo. Los ginecólogos recomiendan tumbarte del lado izquierdo para sentir mejor al feto. Si aún así no recuperas los movimientos entonces es mejor que acudas a urgencias.

Seguramente todo quede en un susto, pero es conveniente que monitoricen el corazón del feto durante un rato largo para comprobar que todo está bien. Si te recomiendan una ecografía adicional no te alarmes.

También hay creencias populares sobre que los niños se mueven más que las niñas, que la luna influye en que los fetos estén más nerviosos, ¡quien sabe!

Puedes leer este artículo si dejas de sentir que tu bebé se mueve.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.