Dieta y embarazo ¿Son compatibles?

Alimentos a evitar durante el embarazo

Siempre has querido empezar a hacer dieta pero ahora estás embarazada, tienes el vientre bien redondo y los pechos gigantes. ¿Crees que podrías alimentarte de forma equilibrada y además perder unos kilitos?.

“Una mujer con sobrepeso u obesidad puede perder peso durante el embarazo sin poner en peligro el desarrollo de su bebé. Algunas de mis pacientes han perdido hasta 10 kg”, explica el Dr. JP. Carrasco, especialista en dietética. ¡Pero cuidado! Solo las mujeres con un IMC (índice de masa corporal) superior a 25 pueden permitirse un régimen durante el embarazo. Para el resto, el aumento de peso (entre 9 y 12 kg.) es inevitable. Sin embargo, puedes controlar que la aguja de tu balanza no se desplace más de la cuenta con una dieta equilibrada y, para ello, te voy a dar algunos consejos.

Elige calidad en vez de cantidad. Olvida el “comer por dos” o el “puedo permitírmelo, estoy embarazada…”. El hecho de esperar un bebé no significa que puedas caer en todas las tentaciones o multiplicar tus cantidades de comida. No hace falta comer el doble, pero sí dos veces mejor.

¿Cómo puedes conseguir esto?. Prepara platos equilibrados sin dejar de lado el pan, la mantequilla y todo aquello que piensas que “engorda”. En primer lugar, piensa en tu bebé que necesita una gran variedad de nutrientes, incluso grasa y azúcar ¡pero no cualquiera!. Come de todo pero en cantidades justas, así evitarás el deseo de “picar” y, ante todo, no olvides tener aportes de hierro y proteínas.

Olvida los productos tipo “yogur 0% materia grasa” y las “barritas de chocolate ricas en proteínas“. Este tipo de productos se desaconsejan durante el embarazo. “Es mejor un yogur de verdad al día, incluso si es de leche entera, en lugar de dos yogures 0% que te aportarán menos nutrientes de los que necesita tu cuerpo”, comenta Cristina Coquart, nutricionista.

En cuanto al consumo de edulcorantes durante el embarazo, se debe tener especial cuidado. Sin duda aportarán una buena dulzura sin calorías, pero puede ser peligroso para el feto. Debes evitar completamente los edulcorantes que contengan aspartame, debido a que contiene fenilalanina. Este aminoácido es tóxico para los bebés y podría causarles fenilcetonuria (PKU). Esta enfermedad afecta a un bebé de cada 17.500 y es hereditaria. ¡Mejor evitarla!.

¿Cuál es mi consejo entonces?: que tengas una alimentación variada y equilibrada, en la que haya verduras, fruta, carnes, pescados… Sin renunciar al chocolate o al pastelito que tanto te gusta, pero sin abusar. Prueba a comer más a menudo, así no sentirás tanta hambre y evitarás comer demasiado de golpe, en definitiva, te controlarás mucho mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *