La dieta mediterránea durante el embarazo, beneficios que tiene


De todas son conocidos los beneficios de la dieta mediterránea, estés o no embarazada, y para ti y tus hijos. Además distintos estudios demuestran la relación directa entre la dieta mediterránea y la salud de la madre, y el hijo durante el embarazo, y los dos primeros años de vida del bebé.

La dieta mediterránea, rica en ácidos grasos insaturados, cereales, verduras, tiene como principal ingrediente el aceite de oliva virgen. Con ella se reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares en cualquier población, y durante el embarazo potencia sus cualidades. Llevar una dieta mediterránea desde antes del embarazo, durante y después es beneficioso y cubre la demanda de nutrientes en cualquier etapa de la vida de la mujer.

Dieta mediterránea y pistachos, igual a embarazo saludable

dieta para embarazadas

Los datos que te vamos a contar se basan en el estudio del Hospital Clínico San Carlos (Madrid) han hecho. El estudio concluye que una dieta mediterránea, con aceite de oliva virgen extra y pistachos es sinónimo de salud durante el embarazo.

Estos beneficios se extienden de la madre al hijo. Se ha confirmado que los bebés cuyas madres siguieron una dieta mediterránea, complementada con aceite de oliva virgen extra y pistachos, redujeron sus ingreso hospitalario por causa de bronquiolitis, asma, o enfermedades infecciosas.

El director del estudio, Alfonso Calle, afirma que: Al menos uno de cada cuatro ingresos hospitalarios en los niños hasta los dos años de edad se pueden evitar a través de una alimentación de la madre durante la gestación basada en la dieta mediterránea. Esta dieta se asocia a un mejor perfil antiinflamatorio, inmunomodulatorio y mejor microbiota. Estos inducen resultados beneficiosos para la salud de los niños en sus dos primeros años de vida.

Dieta mediterránea para controlar el peso en el embarazo

Consumo de frutas durante el embarazo

Este mismo equipo de investigación del hospital madrileño ha demostrado que una adherencia temprana a la dieta mediterránea con un suplemento de aceite de oliva virgen extra y 30 gramos de nueces diarias, reduce el riesgo de diabetes mellitus gestacional y otras consecuencias negativas. Además mejora el perfil metabólico de la mujer en el postparto.

Llevar una dieta mediterránea en el embarazo, pero no seguir ninguna otra recomendación saludable, no reduce en sí los riesgos de complicaciones maternas, pero sí tiene el potencial de reducir el aumento de peso en el embarazo y el riesgo de diabetes gestacional.

Este estudio sugiere que la dieta mediterránea es una intervención eficaz para las mujeres que entran en un embarazo con obesidad previa, hipertensión crónica o niveles elevados de lípidos. Se recomienda a todas las embarazadas que cuanto antes comiencen a consumir nueces, aceite de oliva, frutas y granos integrales. y además que reduzcan las grasas animales y el azúcar.

Menos riesgo de crecimiento acelerado


Ahora vamos a un estudio realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). En él concluyen que las embarazadas que siguen una dieta mediterránea tienen menos riesgo de que sus bebés tengan una trayectoria de crecimiento acelerado. El crecimiento acelerado es caracteriza por un peso elevado al nacer y un incremento rápido de peso en la infancia. Este hecho que puede determinar un mayor riesgo de obesidad en el futuro.

Este estudio se ha realizado sobre una población de más de 2.700 embarazadas de Asturias, Guipúzcoa, Sabadell y Valencia. Todas ellas forman parte del Proyecto INMA-Infancia y Medio Ambiente. El seguimiento se ha hecho durante el embarazo, las mujeres rellenaron un cuestionario sobre su dieta. Se ha ampliado hasta los 4 años de edad de los niños. Los resultados demostraron las embarazadas con mayor adherencia a la dieta mediterránea tenían un 32% menos de riesgo de tener hijos e hijas con una trayectoria de crecimiento acelerado, comparándolo con las no habían seguido esta dieta.

El estudio no halla relación directa entre seguir una dieta mediterránea y una reducción del riesgo cardiometabólico en la infancia. También revela que las mujeres que siguen una dieta mediterránea durante el embarazo tienen más edad que las que no.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.