Diferencias en el llanto, ¿Qué necesita mi bebé?

Recién nacido

Siempre había leído sobre el llanto del bebé y me parecía impresionante que se pudiera encontrar alguna diferencia entre cuando llora por hambre o cuando llora porque le duele algo, no terminaba de entender cómo podía ocurrir eso, para mí todos los llantos de bebés me sonaban iguales en todo momento. Pero ser madre parece que te transforma y, en los primeros días de vida de mi bebé nunca noté ninguna diferencia, pero poco a poco fui conociendo mejor sus necesidades y sí, ahora puedo diferenciar sus llantos, tan solo con escucharlo sé qué es lo que necesita.

Creo que explicar esto es complicado, hay que vivirlo para terminar de entenderlo, pero no viene mal tener un poco de teoría para facilitar el aprendizaje de esa diferencia en el llanto del bebé, al menos a mí me ayudó mucho e inmediatamente pensé “¡Vaya! Pero si lo que leí es cierto!”.

Cuando llora por hambre

Es un llanto desesperado, impaciente, tiene hambre y necesita comer YA. Hay bebés que esperan un poco y cuando ven que no hay reacción entonces empiezan a llorar, es el caso del mío, en principio hace chasquidos con la lengua y, si con eso no te enteras de que tiene hambre, entonces empieza a llorar.

Cuando llora por sueño

Es un llanto mucho más calmado, casi sin energía, además verás que el bebé entrecierra los ojos, se los frota, bosteza, etc.

Cuando llora de dolor

Es el que me resulta más fácil de diferenciar y a la vez el menos agradable de escuchar, se pasa mal cuando sabes que a tu bebé le duele algo y no sabes qué es o cómo ayudarle. El llanto por dolor es intenso e incluso el tono es diferente, parece como si apretase todo su cuerpo.

Cuando llora porque necesita compañía

Los bebés necesitan la compañía de su madre, sobre todo en los primeros días. Te darás cuenta de que llora porque necesita atención cuando le veas con carita de pena, curvando la boca hacia abajo. Prueba a hablarle con suavidad, acariciarle o jugar con él, verás como se calma enseguida.

Cuando llora porque está incómodo

Aquí el llanto podrá ser más o menos intenso dependiendo de lo incómodo que se encuentre, pero lo que sí verás es que se moverá mucho, quizá intente cambiar de postura o se mostrará bastante agitado. Suele ocurrir cuando necesita que le cambies el pañal o cuando regurgita y se moja la ropa.

Más información: El niño deja de respirar al llorar

Foto: Peke blog


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *