Diferencias entre “cigoto”, “embrión” y “feto”

Muchos de los términos que se utilizan para hablar de reproducción, son confundidos e incluso desconocidos para muchas personas. Generalmente, se suele utilizar la palabra feto para hacer referencia al bebé que crece en el útero, no obstante, el periodo de gestación pasa por una serie de fases desde que se produce la fecundación.

Los tres términos, cigoto, embrión y feto, son utilizados en biología reproductiva para hacer referencia al futuro bebé. Pero cada uno de estos nombres, se refiere a los diferentes estadios por los que pasa el pequeño durante todo el periodo de gestación. Conocer la diferencia entre todos estos términos, te será muy útil tanto si estás embarazada como si estás planificando el embarazo.

En muchas ocasiones cuando los recién embarazados llegan a la consulta del médico, comienzan a escuchar términos médicos y palabras que son totalmente desconocidas. Mucho más aún cuando los futuros padres se someten a un proceso de reproducción asistida. Por ello, tener unos conocimientos básicos sobre reproducción te puede ayudar a comprender mejor el proceso que te llevará a ser madre o padre.

El cigoto

Cuando se unen el gameto femenino (el óvulo) y el gameto masculino (el espermatozoide), se da el fenómeno de la fecundación cuyo resultado es una nueva célula. Esta nueva célula, contiene material genético a partes iguales de la madre y del padre, por lo que contiene 23 cromosomas del padre y 23 de la madre. Por lo tanto, el cigoto es el resultado de la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide.

El cigoto es el primer estadio de la vida y desde su constitución está cargado de ADN con información genética sobre aspectos futuros como el físico, por ejemplo. No obstante, a pesar de ser uno de los estadios más importantes de la reproducción, ya que es el inicio de la vida, el nuevo ser recibe el nombre de cigoto por muy poco tiempo, aproximadamente unas 24 horas nada más. Una vez que pasan esas primeras horas, el cigoto se segmenta en células y comienza así el siguiente periodo, el embrionario.

El embrión

Con la segmentación celular comienza el segundo periodo de la gestación, que se conoce como periodo embrionario. Esta segunda etapa de la vida, tiene una duración aproximada de 8 semanas en el caso del ser humano y durante este tiempo, el nuevo ser irá adquiriendo características propias de cada especie.

A partir del día 1 una vez pasada la etapa de cigoto, comienza el desarrollo embrionario y la división de las células. A medida que las células vayan aumentando, se irán originando los distintos órganos y los tejidos del futuro bebé. Durante las 8 siguientes semanas, el embrión irá sufriendo importantes cambios producidos por la división celular. Incluso, el propio embrión puede adquirir un nombre diferente durante esas primeras semanas.

  • Mórula: En esta fase el embrión está formado por un grupo numeroso de células idénticas. Estas se agrupan formando una especie de mora, y de ahí se origina el término mórula. Esto sucede aproximadamente en el cuarto día del desarrollo embrionario.
  • Blastocisto: Las células comienzan a diferenciarse, dando lugar a dos grupos de células. Esto ocurre entre el 5 y 6 día del desarrollo embrionario. A partir de este momento comenzará a formarse la placenta y todas las estructuras necesarias para que se desarrolle el embarazo con normalidad.

El feto

Cuando se completa la etapa embrionaria el nuevo ser dispone de órganos y al desarrollar las extremidades, termina este periodo dando lugar al más largo de la gestación, la etapa fetal. A partir de este momento, las células comienzan a especializarse. Durante los siguientes meses hasta que nazca el bebé, se irán formando y desarrollando todos los tejidos y los órganos.

Órganos como el cerebro, los riñones o el hígado, comienzan a funcionar durante el periodo fetal. Además, el feto irá adquiriendo las características físicas del bebé en que se llegará a convertir. Durante todas estas semanas, el pequeño crecerá y se desarrollará por completo, siempre que el embarazo se desarrolle con normalidad. En los controles prenatales podrás escuchar el latido de su corazón, ver como se mueve o como incluso parpadea tu futuro bebé.

Y así, es como comienza el mágico proceso de la vida.


Sé el primero en comentar