Diferentes tipos de acoso escolar

Qué hacer si mi hijo es víctima de acoso

El bullying o acoso escolar es un hecho que ha existido siempre, aunque ahora está en boga de todos debido a la repercusión que tiene en los medios de comunicación y en la sociedad. En el bullying hay un maltratador que disfruta haciendo daño tanto físico como psicológico a un víctima, dentro del ámbito escolar.

Si el acoso escolar no se trata a tiempo puede tener consecuencias fatales para la víctima, llegando incluso a quitarse la vida. Es importante el conocer los tipos de bullying que pueden darse en la escuela, para evitarlos en la medida de lo posible.

Bullying verbal

En este tipo de acoso el maltratador usa los insultos y las amenazas con el fin de intimidar a la víctima y minarlo a nivel mental y emocional. Los niños que sufren este tipo de acoso en la escuela se caracterizan por mostrarse enfadados, apáticos y sin ganas de comer. Es un tipo de bullying bastante habitual en la escuela y va dirigido sobre todo a niños que no cumplen los cánones de la sociedad como es el caso del sobrepeso, el tener un problema físico o el ser simplemente diferente.

Bullying físico

Es sin lugar a dudas el acoso escolar más habitual en la escuela. El acosador se vale de los golpes o de las patadas para maltratar a otro niño de la escuela. El problema de este tipo de bullying, es que muchos niños por miedo a represalias, no cuentan nada a sus padres. Es muy fácil de detectar debido a las numerosas marcas que puede tener la víctima por todo el cuerpo. Es importante que los padres sepan darse cuenta de este tipo de acoso, ya que en muchas ocasiones la víctima no puede más con la situación y deciden acabar con su vida.

Bullying social

Se trata de un tipo de acoso difícil y complicado de detectar. Los compañeros de clase le hacen el vacío y la víctima no puede relacionarse desde el punto de vista social. En los casos de bullying social, la víctima busca la soledad y los cambios de humor son bastante frecuentes. Es un tipo de bullying sufrido en un gran porcentaje por las niñas y las secuelas psicológicas son bastante importantes.

Acoso escolar

Cyberbullying

El cyberbullying ha ido tomando fuerza en los últimos años debido al auge de las redes sociales. El acoso se lleva a cabo a través de correos o mensajes de texto. El maltratador difunde falsos rumores por internet, provocando graves problemas emocionales y mentales en el acosado. La tristeza y la apatía unida a los problemas para dormir son algunos de los síntomas más habituales entre los niños que sufren tal tipo de acoso.

Bullying carnal

El quinto tipo de acoso que se produce es el carnal. Puede que sea el más desconocido por los padres, aunque el daño es realmente grande. En el mismo, el maltratador realiza comentarios machistas u obscenos a una niña o la llega a acosar de una manera sexual. Este tipo de acoso suele dañar mucho a la víctima desde el punto de vista psicológico. Con los años la niña que ha sufrido este tipo de acoso, puede tener serios problemas a la hora de tener relaciones afectivas con otras personas.

En definitiva, el bullying es un fenómeno bastante serio que hay que erradicar lo más pronto posible de las escuelas. Es labor de los padres y de los educadores el estar atentos a este tipo de conductas y evitar que puedan ir a más. Es totalmente inaceptable que a día de hoy, haya niños que sufran este tipo de daño ya sea a nivel físico como mental. Estas clases de acoso, suelen marcar de por vida a la persona y hacerles sufrir a nivel psicológico. El poder poner freno a tiempo a esta clase de conductas es clave para que el niño o el joven no de hunda y quiera suicidarse para evitar un sufrimiento interminable.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.