Difteria: todo lo que tienes que saber

Quizá hayas escuchado hablar sobre la difteria pero no sepas bien qué es o de qué se trata. La difteria es una infección bacteriana grave que afecta a las membranas de las mucosas de la garganta y de la nariz. Se propaga fácilmente de una persona a otra por lo que es muy infeccioso, aunque afortunadamente en la actualidad se puede prevenir gracias a la vacunación.

La bacteria de la difteria puede generar unas toxinas que afectan a otros órganos del organismo. Si no se trata a tiempo puede causar graves daños en riñones, sistema nervioso y en el corazón. Ocasiona la muerte en el 3% de los casos, por eso, si crees que puedes estar padeciendo difteria, es imprescindible que acudas al médico inmediatamente.

La difteria

La difteria normalmente causa dolor de garganta, fiebre, glándulas inflamadas y debilidad. Pero para saber que se tiene difteria un aspecto característico suele ser una placa gruesa y de color gris que cubre la parte posterior de la garganta que puede bloquear las vías respiratorias, esto puede causar graves problemas en la respiración.

Son raros los casos de difteria en los países desarrollados gracias la vacuna que existe contra esta enfermedad, por eso resulta tan importante poder vacunar tanto a niños como a adultos. En la actualidad existe tratamiento contra la difteria, pero en etapas avanzadas de la enfermedad puede dañar a diferentes órganos del cuerpo que incluso con tratamiento, puede ser mortal. Puede ser más peligrosa en niños y niñas menores de 15 años.

Causas de la difteria

La culpable de que se desarrolle la enfermedad es una bacteria llamada Corynebacterium diphtheriae. Esta afección suele propagarse de persona a persona mediante un contacto directo, o con objetos que tienen la bacteria como un vaso usado. También se puede contraer la enfermedad si estás cerca de una persona infectada y ésta estornuda, tose o se suena la nariz. También puedes contaminarte por el hacinamiento o compartir objetos.

Es posible que incluso, si la persona infectada no muestra ningún síntoma evidente de difteria, puede transmitir la enfermedad hasta incluso seis semanas después de haberse contagiado inicialmente. Las bacterias pueden entrar por la nariz y la garganta y cuando ya han infectado empieza a liberar unas toxinas peligrosas. Estas toxinas van por el torrente sanguíneo y forman una capa gris en diferentes partes del cuerpo:

  • La nariz
  • La garganta
  • La lengua
  • Aerovías

Estas toxinas además de dañar al corazón o a los riñones, también pueden causar graves problemas a nivel cerebral. Por tanto, podrían causar complicaciones como miocarditis, parálisis o insuficiencia renal.

Síntomas de alerta

Los síntomas de la difteria a menudo aparecen dentro de los 5 días posteriores a la infección. Algunas personas no experimentan ningún síntoma, mientras que otras puede parecer que tengan un resfriado común. Como te hemos comentado en párrafos anteriores uno de los síntomas más comunes de la difteria es la capa gruesa y gris que sale en la parte posterior de la garganta, justo al lado o encima de las amígdalas.

  • Existen otros síntomas comunes que son:
  • Fiebre
  • Síntomas como si fuese un resfriado
  • Glándulas del cuello hinchadas
  • Tos más fuerte que la de un simple resfriado, como si fuese tos de perro
  • Dolor de garganta, también al tragar y al hablar
  • Color de la piel azulado
  • Problemas con la salivación (babeo excesivo)
  • Sensación general de malestar
  • También se pueden presentar síntomas adicionales a medida que la infección avanza incluyendo:
  • Dificultades para respirar
  • Dificultades para tragar
  • Cambios en la visión
  • Habla diferente
  • Signos de estar sufriendo un shock (piel pálida, fría, sudoración, palpitaciones)

Si tienes poca higiene o vives en una zona tropical también puedes desarrollar difteria cutánea o de la piel que suele generar úlceras y enrojecimiento en las áreas afectadas.

Factores de riesgo

Las personas que tienen una mayor probabilidad de contraer difteria son:

  • Niños y adultos que no tienen inmunizaciones actualizadas
  • Personas que viven en condiciones de hacinamiento o insalubridad
  • Un viaje a una zona que pueda haber difteria epidémica

La difteria rara vez ocurre en sociedades desarrolladas como Estados Unidos o Europa occidental, donde existe también la vacuna desde hace décadas. Pero desgraciadamente, esta enfermedad sigue siendo común en países en desarrollo donde las tasas de vacunación son bajas.

Cómo se diagnostica la difteria

Si crees que podríais haber contraído la difteria, entonces tendrás que acudir inmediatamente al médico para que te realice un diagnóstico físico. El médico comprobará si tienes los ganglios linfáticos inflamados. También te preguntará sobre tu historial médico, los síntomas que has tenido y si has tenido algún factor de riesgo en tu vida para poder haber contraído la difteria.

Si ve una capa gris en tu garganta o amígdalas entonces probablemente pensará que tienes difteria y necesitará confirmar el diagnóstico. Para confirmarlo tomarán una muestra del tejido gris y lo enviarán al laboratorio para un análisis exhaustivo. Si el médico sospecha que puedes tener difteria en la piel, entonces tomará una muestra de un cultivo de tu garganta.

Otras cosas que debes saber

Además de lo comentado hasta ahora también existen otros aspectos que debes saber para poder descubrir todo sobre esta enfermedad y saber cómo reaccionar en el caso que sea necesario.

  • Complicaciones. La difteria si no se trata puede provocar graves problemas respiratorios, daños severos en el corazón y daños severos en los nervios de la garganta, los nervios de los brazos y piernas e incluso los nervios que ayudan a los músculos a respirar.
  • Tratamiento. Con un tratamiento, las personas con difteria sobreviven a estas complicaciones, pero la recuperación puede ser muy lenta. Como te indicamos a principio de éste artículo, la difteria es mortal en el 3% de las personas que contraen esta enfermedad. El primer tratamiento es una inyección de antitoxina y antibióticos. Es probable que durante este tiempo debas estar en el hospital para evitar contagiar la enfermedad a otras personas. Es posible que también se les recete antibióticos a personas que estén cercanas a ti.
  • Prevención. La difteria se puede prevenir con el uso de antibióticos y vacunas.

Si necesitas más información sobre la difteria solo tendrás que acudir a tu médico y plantearle todas las dudas que tengas en mente. Así, podrás despejar cualquier incógnita que tengas en mente respecto a la difteria.


Categorías

Cuidados, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.