¿Qué es la disartria infantil y cómo tratarla en el aula?

En este artículo queremos dar algunos consejos sobre la disartria y su tratamiento, o aceptación en el aula. Pero todas estas ideas también te pueden servir para ayudar a tu hijo o hija en casa, con los amigos o entre la misma familia, que a veces más que una ayuda puede llegar a ser un problema.

Para empezar definiremos lo que es la disartria, es una alteración del lenguaje que está provocada por dificultades en la coordinación y emisión de las conductas motoras responsables del habla. Tiene que ver con un proceso motor de dificultad de articulación del lenguaje, pero la realidad es que esta dificultad puede llevarle a retrasos cognitivos.

Qué es la disartria

nena feliz con pollito

Este trastorno del lenguaje del que hablamos, la disartria, puede venir como consecuencia de lesiones cerebrales. Pero también es posible que se de una disartria en la que intervengan casi exclusivamente los procesos motores que hacen posible la fonación o emisión de sonidos. Estamos hablando de los músculos de la boca, la cara y el sistema respiratorio.

Hay diferentes niveles de disartria, puede que el niño o la niña hable en susurros, o muy rápido y como entre dientes o muy lento, como arrastrando las palabras. Tendrá dificultad en la movilidad de la lengua, los labios y la mandíbula, que puede llevarle al babeo o poco control de la saliva.

Cualquier trabajo que se haga con los niños y niñas que tienen esta dificultad, en el aula y fuera de ella tiene que estar centrado en las habilidades fonadoras del niño, en las comunicativas, en reforzar su autoestima y potenciar sus habilidades sociales. Es importante que les ayudes a entender su dificultad con naturalidad, es importante la paciencia. No le etiquetes.

Puedes practicar con ellos ejercicios de fonación y respiratorios, de relajación, bucofaciales, de entonación y de deglución, ya que es importante fortalecer los músculos directos relacionados con la masticación, esto les ayuda y fomenta la sensibilidad en la boca.

¿Cómo ayudar a un niño en el aula?

Dado que la mayoría de los niños se escolarizan a partir de los 3 años es muy fácil detectar por parte de los profesionales la disartria, y los padres sabrán antes las dificultades que el niños está planteando con el lenguaje. El grupo familiar debe colaborar directamente con la escuela y participar de los ejercicios y consejos que les den.

Además de los ejercicios que te hemos comentado anteriormente, y de los que encontrarás más detalles en otros artículos, te proponemos esta serie de ideas. Por ejemplo, ayudarles a pensar antes lo que quieren decir. Que usen frases cortas en sus discursos, a la hora de contar las cosas.

Resulta muy útil trabajar con canciones, trabalenguas, dichos populares, frases hechas, para ellos será como un juego. No interrumpas ni limites a un niño o niña con disartria, estarás debilitando su autoestima. Muy al contrario en el aula se le debe dar la oportunidad de hablar y expresarse. Se trata de que ellos sientan que pueden expresarse.

Cuando no le entiendas bien, trata de no corregirle o terminar la frase por ellos. Simplemente hay que tener más paciencia. Cuando las dificultades sean excesivas es conveniente apoyarse en otros sistemas de comunicación alternativos, como la Lengua de Signos.

Guía para la atención al alumnado con problemas del lenguaje

logopeda

En España se han editado varios manuales, folletos, y documentación con recomendaciones tanto para los profesores, como las familias con recomendaciones para tratar los distintos trastornos y discapacidades que tienen que ver con el lenguaje.

Existen obras muy actualizadas sobre este trastorno y las nuevas tecnologías también son muy útiles con aplicaciones para tablets y móviles. Como ejemplo, te queremos poner la Guía para la intervención logopédica, de la editorial Sintesis, que recoge orientaciones pedagógicas y prácticas, para maestros y familiares, y lo que nos parece más interesante para los propios afectados, en un lenguaje sencillo de entender.

En este artículo también te damos algunas propuestas si tu hijo tiene problemas de pronunciación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.