Distintas formas que hay de hacer colecho

colecho

El colecho cada vez está más extendido, aunque sigue teniendo claros defensores y detractores de esta práctica. Si habéis optado como padres por practicar el colecho con tus hijos deberías saber las diferentes formas que hay para escoger la que más os convenga. Se suele conocer una manera de hacerlo pero aquí os vamos a explicar las distintas formas de hacer colecho.

¿Qué es el colecho?

El colecho es una práctica donde los dos padres o uno de ellos duermen con sus hijos en la cama familiar. Cada vez está más extendido por todo el mundo y en muchos lugares es tradición, como por ejemplo en Japón es normal hacer el colecho con tus hijos hasta los 7 años. En el mundo occidental es algo más reciente donde cada día más padres deciden practicarlo con sus hijos, mientras que otros lo critican duramente.

Tiene ventajas como que favorece el mantenimiento de la lactancia materna, mejora la calidad del sueño y fortalece los vínculos entre padre e hijos. Los detractores anuncian que se multiplica por 5 los riesgos del síndrome de muerte súbida del lactante, además de peligro de caídas y asfixia.

Lo importante es que ambos progenitores estén de acuerdo a la hora de hacerlo, ya que es algo que atañe únicamente a los padres. Cada familia según sus circunstancias personales serán los que tengan que tomar la decisión de cómo dormir con sus hijos. Obviamente hay unos mínimos de seguridad para hacer colecho que ahora os explicaremos pero son los padres quien decidirán si es lo mejor o no para sus hijos.

¿Cómo hacer colecho seguro?

  • El colchón debe ser firme, plano y amplio. Lo aconsejable es una cama de 1,50, aunque si hay más de un hijo mejor de 1,80 para que todos podáis dormir bien.
  • No cubrir la cabeza del bebé para evitar asfixias, ni taparle demasiado con edredones o cojines.
  • Adiós tabaco. No fumar en la habitación.
  • Si alguno tiene fiebre mejor no hacer colecho para evitar contagios.
  • Evitarlo si padeces de alguna enfermedad (epilepsia, sonambulismo) o hayas tomado algún fármaco o bebida alcohólica que favorezca el sueño profundo.
  • Vigilar que el niño no se pueda caer de la cama o colar por algún hueco. Para ello es conveniente colocar el colchón tocando la pared.

formas colecho

Distintas formas de hacer colecho

Parece que solo existe una forma de hacer colecho (todos durmiendo en la cama familiar) pero hay varias formas de hacerlo. Veamos cuales son:

  • Dormir en la cama familiar. La más conocida, donde padres e hijo/s duermen todos juntos en la misma cama.
  • Cuna cerca de la cama de los padres. Se le llamaría colecho parcial, ya que solo se comparte el cuarto pero no la cama.
  • Cuna sidecar. Consiste en acomodar la cuna a la altura de la cama, eliminando una de las barreras laterales. Así el niño puede dormir cerca de sus padres, con la seguridad de que tiene su propio espacio evitando posibles peligros.
  • Colchón en el suelo para el niño. El hijo duerme en otro colchón que se pone en el suelo cerca de la cama de sus padres. Cuando se despierta durante la lactancia, la madre baja hasta el colchón y le da de comer. Puede quedarse a dormir en el colchón con el bebé o volver a su cama.
  • Colchón en el suelo para todos. Si hay problemas de espacio es la mejor opción, ya que se pueden varios colchones en el suelo. También es una opción muy económica y también segura, ya que se evitan caidas. Es la opción que usan en Japón. Es conveniente ventilar bien los colchones que están en el suelo, tanto en el esta opción como en la anterior.

Ahora ya tienes toda la información necesaria de las formas que hay de hacer colecho con tus hijos si así lo habéis decidido para elegir la mejor opción para vuestra familia.

Porque recuerda… es vuestra decisión y la de nadie más como dormir con vuestros hijos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.