Dolor abdominal en el embarazo: causas

Las molestias típicas del embarazo

El desarrollo del embarazo produce diferentes cambios tanto a nivel físico como a nivel emocional, en la mujer embarazada. Existen tantos embarazos, como mujeres embarazadas hay en el mundo, es decir, no existen dos casos idénticos y por ello no se debe comparar. Pero en general, las molestias físicas suelen ser muy similares en la mayoría de los casos y esto es porque están producidas por los mismos cambios a nivel interno.

Las causas de las molestias en la zona abdominal durante el embarazo, pueden ser muy variadas. Por este motivo, es importante para la embarazada saber diferenciar los síntomas. Ya que en la mayoría de los casos suelen ser molestias inofensivas, pero esto no significa que puedan ser signos de algo de más gravedad. Vamos a ver cuáles son las molestias abdominales más comunes en el embarazo.

Causas habituales de dolor abdominal en el embarazo

En la mayoría de los casos, las molestias que vamos a mencionar suelen ser inofensivas y muy comunes en la mayoría de los embarazos. No obstante, si el dolor que tu sientes es más intenso o tienes cualquier temor, no dudes en acudir al médico. Es posible que no sea nada grave, pero si te ayuda a quedarte más tranquila, ayudará notablemente a mejorar tu estado y la salud de tu bebé.

Dolor del ligamento redondo

Las molestias del embarazo

Los ligamentos redondos del útero, son los  que soportan todo el peso y los cambios producidos en el propio útero y los mismos ligamentos, que se hipertrofian como causa del embarazo. Como consecuencia del crecimiento del útero, los ligamentos se extienden y suelen causar molestias y dolor abdominal. Esto suele ocurrir hacia el segundo trimestre del embarazo y generalmente no se considera un problema grave.

Más allá de la incomodidad que produce para la mujer embarazada, este malestar se diferencia porque aparece repentinamente y se siente como un pinchazo agudo al cambiar de posición.

Problemas en la digestión: estreñimiento y gases

El aumento de la hormona progesterona es el culpable de los molestos gases durante el embarazo. Por otra parte, el desplazamiento de los órganos internos, dificulta la tarea de la digestión y esto lleva al estreñimiento y las molestias estomacales. Es importante evitar el estreñimiento para reducir las posibilidades de sufrir hemorroides. Una dieta rica en fibra, mantenerte hidratada y el ejercicio físico, te ayudarán a mantener a raya el estreñimiento.

Las contracciones previas al parto: Braxton Hicks

Hacia el tercer trimestre, el cuerpo se va preparando de forma natural para el parto y se producen las llamadas contracciones de Braxton Hicks. Notarás cómo tu barriga se endurece y se tensa de forma notable, te producirá molestias pero sin llegar a producir un dolor intenso. Podrás diferenciarlas de las contracciones de parto, porque las últimas, te paralizarán en el acto.

La deshidratación puede producir que las contracciones de Braxton Hicks aumenten, por lo que debes tomar mucho agua para reducir estas molestias.

Causas graves de dolor abdominal durante el embarazo

Dolor abdominal en el embarazo

También existen circunstancias negativas que pueden producir molestias abdominales en el embarazo, que pueden ser síntoma de algo más grave y que es necesario revisar en el servicio de urgencias.

  • Desprendimiento de placenta. La placenta se separa del útero de forma prematura antes de que nazca el bebé, una situación muy peligrosa para el pequeño. Los síntomas son, endurecimiento de la barriga durante muchos minutos seguidos, expulsión de líquido amniótico con sangre, dolor en la parte baja de la espalda y el abdomen.
  • Aborto espontáneo. Lamentablemente, muchas mujeres sufren la pérdida del bebé en las primeras semanas del embarazo. Los síntomas son, dolor de espalda que puede ser leve o muy intenso, dolor de contracciones, sangrado y la expulsión de otros tejidos.
  • Embarazo ectópico. Esto sucede cuando el óvulo se implanta fuera del útero, generalmente en la trompa de Falopio. Los síntomas son dolor intenso en el abdomen, además de sangrado. Suele ocurrir en las primeras semanas de gestación.
  • Infección en el tracto urinario. Este tipo de afección es muy común, aunque en el embarazo puede producir graves complicaciones si no se trata a tiempo. Los síntomas son, dolor en la parte baja de la espalda, en la pelvis o en el costado. También puede producir fiebre, escalofríos o náuseas, síntoma de que la infección ha pasado a los riñones y es necesario tratarlo a la mayor brevedad.
  • La preeclampsia. Una complicación del embarazo con riesgo importante para la salud del bebé y de la madre. Puede producir dolor en el abdomen y bajo las costillas en el lateral derecho, además de náuseas o el aumento de la presión arterial entre otros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.