Dolor de oídos en bebés: cómo detectarlo

Bebé llora desconsoladamente por dolor en los oídos.

El bebé que sufre de dolor de oídos probablemente esté más irritable y molesto. Puede manifestar su dolor llorando intensamente.

Existen ciertas afecciones que causan molestias en el bebé. El dolor de oídos es una de ellas. Seguidamente vamos a conocer el modo de detección de este problema.

Dolor de oídos

En dolor de oídos es uno de los problemas comunes de salud que padecen los bebés. Surge cuando el bebé padece una inflamación en el oído denominada otitis. Algunos síntomas que pueden ocurrir en el bebé son: el aumento de temperatura corporal, diarrea, vómitos, incluso en ocasiones le asoma líquido por la oreja.

En el momento en que se vea mal al bebé es necesario acudir al pediatra. Sobre todo cuando acusa síntomas más severos como la fiebre. Será él, quien tras una revisión, lo valore y decida si recetarle medicación o algún remedio más suave. Por cuenta propia se puede realizar al bebé lavados nasales con suero fisiológico y darle bastante líquido. Probablemente el pequeño esté más enfadado o se niegue a comer. No hay que forzarle a ingerir alimento.

Prevención y detección

Madre consuela a su bebé que llora por infección en el oído.

El bebé no puede exponer su dolor, no obstante su lenguaje no verbal hará saber a su entorno más cercano que algo va mal. Ante problemas serios como fiebre, vómitos o pus en el oído conviene ir por urgencias.

La prevención resulta complicada, sin embargo aumenta la probabilidad de no sufrirlo, aquellos bebés que toman pecho alrededor del año de edad. En el caso de bebés que toman el biberón se recomienda que lo hagan en posición erguida. No fumar o tener a los bebés en ambientes cargados de humo y llevarles a las convenientes revisiones son aspectos que ayudan en su prevención.

A la hora de detectar el dolor de oídos el bebé se queja y manifiesta su incomodidad llorando. Le cuesta coger el sueño y se desvela frecuentemente, oye peor, está más irritable, triste y suele tocarse las orejas. En el caso de que supure sangre por la oreja o tenga la zona enrojecida o inflamada, tenga fiebre y vomite es recomendable ir por urgencias.

Indicativos para confirmar el dolor de oído

El bebé todavía no puede hacer uso de su lenguaje verbal, no obstante sí puede comunicarse por gestos y sonidos. El pequeño llorará con intensidad si le ocurre algo. Además comunicará a su entorno por dónde puede venir la problemática que le embarga. Estas son algunas de las señales en el niño:

  • Que le aflore del oído pus o líquido es un indicativo que precisa de la observación y análisis de un médico para que lo revise y decida si recetarle algún tratamiento.
  • Si al presionar sin fuerza por encima del lóbulo el saliente cutáneo el niño se sobresalta, implica dolor en el oído. En el caso de dormir puede observarse que se acueste sobre la parte del oído que le duele. Este es un intento de hacer que cese el dolor.
  • El bebé se queja insistentemente. Pueden cesar los momentos del dolor y resurgir las molestias. Incluso hay bebés que tienen predisposición a que les suceda más de un modo más continuo que a otros, ya que la estructura de su trompa de Eustaquio es de un modo muy específico.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.