Dolor punzante en el seno después de amamantar

dolor punzante en el seno

Durante el proceso de lactancia, los pechos se pueden volver muy sensibles, lo que puede causar un dolor a la hora de dar el pecho a los bebés e incluso sentir molestias acompañadas con un dolor punzante.

Si has experimentado un dolor punzante el en seno después de amantar, es importante que conozcas las razones por las que pueden ocurrir estas molestias. En este post, te vamos a hablar de dichas punzadas, las causas y los tratamientos.

Los senos durante el embarazo

embarazada

Los senos se vuelven más sensibles desde que una mujer queda embarazada. Esto es porque se están preparando para la posterior fase de amamantar al bebé.

Durante los primeros meses de embarazo, los senos sufren cambios. En los tres primeros meses, aumentan de tamaño y comienzan a volverse más sensibles por el incremento de hormonas.

Desde esta etapa, el primer trimestre, se pueden experimentar dolores en el pecho. Aunque conforme avance el embarazo, esa sensibilidad irá a más.

Dolor en el seno después de amamantar

lactancia materna

Una vez tu bebé ha nacido, es totalmente normal que tus senos tengan una mayor sensibilidad e incluso los sientas pesados. Es un proceso bastante frecuente, que las madres sientas pinchazos durante la lactancia del pequeño.

Este dolor, puede desaparecer entre los 5 o 10 minutos después de la toma del bebé. Pero, qué ocurre si el dolor punzante, no desaparece y se mantiene después de amamantar.

La causa más común de ese dolor punzante en el seno después de dar el pecho, puede ser la tensión muscular que es debida a la acumulación de leche en el pecho, entre toma y toma. Esta acumulación, provoca que el tejido se inflame, y es el músculo pectoral el que responde con una punzada.

Como te hemos comentado, es un dolor generalmente normal entre las madres que dan el pecho, pero nunca debemos confiarnos y más aún si dichos pinchazos, se vuelven frecuentes y además nos producen fiebre e incluso ardores en el pecho.

Causas del dolor punzante en el seno

senos mujer

En este apartado, te vamos a hacer un listado de las posibles causas de ese dolor punzante en el seno después de dar la toma al bebé.

Una de ellas puede ser una congestión mamaria. Esto se produce cuando no se amamanta frecuentemente al bebé, o el pequeño no se agarra bien al pezón y no toma la suficiente leche. Esto provoca, que la leche se acumule y aparezca dolor, acompañado de inflamación además de mucha sensibilidad en el pecho.

Otra de las causas puede ser que los conductos lactíferos estén obstruidos. Es decir, si los senos no se vacían cuando le das de amamantar a tu bebé, existe la probabilidad de que los conductos que llevan la leche se obstruyan. Esta causa, ya no solo produce un incesante dolor, sino que produce bultos palpables al tocar el pecho.

Y una tercera causa, puede ser la mastitis. Esto se da cuando las dos causas anteriores aparecen y dan lugar a una infección. En este caso, los pechos se vuelven duros, rojizos, inflamados y acompañados de dolores punzantes. Pueden darse casos en los que además de todo esto, aparezca fiebre y escalofríos. Las mastitis, debe ser controlada y evaluada por los especialistas ya que pueden ser necesarios medicamentos.

Una de las formas de diferenciar si se trata de un dolor benigno o no, es el conocer el grado de dolor. Lo más aconsejable, es que acudáis a vuestro médico o matrona cuando sintáis un dolor fuerte y además venga acompañado por algún otro síntoma del que hemos hablado.

Consejos para aliviar el dolor en el seno

bebé pecho

Como hemos visto en el apartado anterior, el dolor punzante en el seno puede ser provocado por diferentes causas. Si es por alguna de las dos primeras, la solución al dolor puede darse aumentando el numero de tomas y ayudando a tu bebé a que agarre bien el pecho.

Si el dolor punzante es a causa de una inflamación por la producción de leche, te damos algunos consejos para aliviarte.

El primero de ellos seria darte baños de agua caliente, dejando correr el agua sobre los pechos. Esto te ayudará a desinflamar y relajar los músculos.

Otro de los consejos, es que te coloques una compresa caliente minutos antes de la toma del bebé, lo que te ayudará a controlar la inflamación de los pechos.

Si sientes dolor, no te saltes la toma del bebé. Puede provocar dolor pero es una solución ante la congestión e inflamación del pecho. Por otro lado, tu producción de leche es mucha, extraerla ayuda a prevenir dicha congestión y aliviará el musculo.

También puedes alternar pechos para así aliviarlos. Además el hacer uso de un sostén especial para lactancia puede ayudar a que los senos estén más cómodos y no se sientan pesados.

Este dolor punzante en los senos después de amamantar, suele desaparecer a lo largo de los meses, conforme tu pequeño crece.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)