¿De dónde obtiene el oxígeno el embrión durante las primeras semanas?

¿De dónde obtiene el oxígeno el embrión las primeras semanas?

¿Te has planteado alguna vez cómo obtienen el embrión el oxígeno durante las primeras semanas? La verdad, nunca me había preguntado algo así. Ha sido a raíz de encontrar la conclusión de un estudio realizado en la Universidad de Manchester (Reino Unido) sobre este tema cuando me he parado a pensarlo y me he maravillado, una vez más, de lo inteligente y fuerte que es la naturaleza.

Este estudio del que te hablo ha identificado este mecanismo, en el cual la placenta juega un papel primordial. Los investigadores han identificado los sitios que almacenan y liberan el oxígeno gradualmente y su relación con el desarrollo del corazón del feto. A continuación te cuento más detalles. 

Esta nueva investigación revela cómo la placenta en sus inicios resuelve el problema de suministro de oxígeno al embrión en crecimiento en el segundo y tercer mes de embarazo, ya que lo toma gradualmente durante este papel desde el saco vitelino.

Los científicos muestran que a medida que la placenta crece en las primeras semanas, se forman pequeños grupos de células madre de las que surgen las primitivas células rojas de la sangre. Estas células son capaces de recopilar y almacenar oxígeno en las concentraciones inusualmente bajas que se encuentran en el lugar de implantación del embrión.

Los vasos sanguíneos crecen gradualmente hacia estos grupos celulares, dando lugar a la liberación lenta de las células rojas cargadas de oxígeno al embrión, proceso que sigue sucediento hasta  hasta que es posible una transferencia más eficiente de oxígeno, cuando la sangre materna entra en la placenta al final del tercer mes.

Según explican los investigadores,  “los primeros embriones son completamente dependientes de la madre para el suministro de oxígeno, e identificar la manera en la que se recoge y distribuye es importante para entender más acerca de estas primeras etapas de la vida”. Explican también que “la placenta humana ha evolucionado una solución única y elegante a este problema, en el que el proceso de suministro de oxígeno está íntimamente relacionada con el crecimiento de la propia placenta”.

 

La nueva investigación, publicada en la revista Placenta ha mostrado cómo se desarrolla en la placenta una red compleja de células dedicadas a extraer este oxígeno y suministrarlo al embrión. También encontraron un nuevo nivel de detalle en las estructuras que unen los suministros de sangre entre la placenta y el embrión.

 

Imagen – Universidad de Manchester

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *