Dormir con el bebé: Consejos e ideas para un dormitorio compartido

Dormir con el bebé

Muchos padres deciden colocar la cuna del bebé en su habitación hasta que este pasa a la cama. Esto puede ser cuestión de unos meses o de 2 o incluso 3 años. Si tienes intención de colocar la cuna junto a tu cama te resultarán útil los siguientes consejos e ideas para preparar la habitación para dormir con el bebé.

¿Sabes que tener al niño en la misma habitación tiene muchísimas ventajas? Sobre todo para la madre pensando en la lactancia. Además, permite descansar mejor, porque es más fácil calmar al bebé cuando se despierta y se siente mayor seguridad, ya que no hay que estar pendiente de monitores de vigilancia ni dejar todo abierto por si acaso no se oye al pequeño. ¡Anota estos consejos e ideas!

Crea un espacio para el bebé

Si la habitación es suficientemente grande, coloca alguna estantería o una cortina para que el bebé tenga su espacio, con sus juguetes y muñecos. Incluso puedes empapelar una pared o colgar algún cuadro con motivos infantiles. Pero si no lo ves factible, entonces simplemente puedes colocar la cuna y a su lado un sofá o mecedora para poder calmarlo, ya que las noches pueden ser bastante largas. Lo bueno es que puedas delimitar el espacio, para que la decoración quede en un total equilibrio.

Ideas para compartir una habitación con el bebé

No metas el cambiador en la habitación

Las habitaciones infantiles suelen tener un mueble cambiador para los pañales. Sin duda, es una opción muy práctica y funcional, como los que nos gusta. Pero todas estas cosas ocupan mucho espacio en un dormitorio, por lo que es mejor buscar una alternativa, como el cuarto de baño o incluso el cuarto de juegos, respetando que el dormitorio principal tenga más amplitud. Es decir que siempre es mejor tener lo imprescindible en nuestro dormitorio y dejar alguna otra habitación para muebles adicionales.

Crea zonas infantiles en la casa

No se pueden tener todas las cosas del bebé en la habitación de sus padres, por lo general, así que es conveniente crear zonas en la casa donde el pequeño pueda tener espacio para moverse y para sus cosas. Su habitación puede empezar siendo un cuarto de juegos (donde colocar el cambiador también, como comentábamos antes). Allí también podrá tener un armario, por ejemplo. Si todavía no tienes una habitación destinada a ello puedes crear una zona en el salón, por ejemplo. Lo importante es que el hogar se vaya adecuando al pequeño o pequeña. Es una manera de poder integrarlo y de dejarle su espacio para el entretenimiento.

Compartiendo el armario

Al principio la ropa del bebé ocupará muy poco espacio, por lo que se puede hacer sitio en el armario de la pareja o en una cómoda (apenas habrá nada que sea imprescindible colgar). Si puedes colocar una estantería o mueble más en la habitación puedes usar una parte para colocar su ropa, que puede estar a la vista, en cajones o en cajas decorativas. Dormir con el bebé también implica que su ropa esté siempre con nosotros, más cerca para evitar tener que andar de un lado a otro de la casa.

Muebles funcionales de bebé

Organiza todo de manera ordenada

Ya acabamos de mencionar lo práctico que es tener todo cerca. Pues bien, además de dicha cercanía lo imprescindible es mantener todo bien ordenado. Ya sabemos que donde prima el orden, siempre hay una sensación de bienestar. A veces puede ser complicado, sobre todo con la llegada de un bebé, pero lo conseguiremos. Intenta que todo lo del bebé esté a un lado, para evitar mezclar prendas o complementos y luego no saber dónde tenemos cada cosa.

Apuesta por los muebles prácticos

Eso de compartir habitación y dormir con el bebé se hará más llevadero gracias a los muebles prácticos y funcionales. Ya sabes que hoy en día tenemos un sinfín de opciones y eso es lo que nos encanta. Un ejemplo de ellos pueden ser los que parten de ser cambiadores a convertirse en una nueva cómoda para aprovechar los cajones de la misma. También puedes aprovechar la zona de las esquinas o rincones para introducir baldas o estanterías y llenarlas con todos esos productos básicos de cada día. De nuevo, la finalidad es poder tenerlos a mano y bien organizados.

Presta especial atención a la seguridad

Es algo que siempre te ronda por la cabeza, pero ahora dormir con el bebé supone un plus de seguridad. Porque a medida de que crezca también lo harán las preocupaciones. Intenta que no haya ningún tipo de cable ni enchufe que pueda alcanzar y agarrar. Ya que sabemos que  en un abrir y cerrar de ojos, se irán interesando por todo lo que tienen a su alrededor. Además, no te olvides de fijar todos aquellos detalles decorativos como espejos o cómodas. ¡Seguro que así conseguiréis un mejor descanso tanto los mayores como los más peques de la casa!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.