Dormitorio para un chico estudioso.

La habitación de reducidas dimensiones, tiene sin embargo todo lo necesario para un niño estudioso. El escritorio de forma sencilla y ligera tiene el tamaño adecuado para realizar las tareas del cole. En él se puede colocar el ordenador y tener el suficiente espacio para dibujar. La mesita con tres cajones lleva incluida una balda corredera para usar como base del teclado o simplemente para archivar los papeles. Al tener  4 ruedas podemos acercarla a la cama a la hora de dormir y usarla como mesita de noche. El taburete tiene un original diseño  que cuando no se usa, se puede guardar bajo la mesa para tener más espacio libre.

La cama-nido es un poco más alta que las convencionales, esto es a causa de los tres cajones que tiene más abajo. Amplios con mucha capacidad para guardar de todo. En el nivel inferior, hay una cama supletoria para la visita de un amigo o familiar. En la cabecera de la cama se ha puesto una pequeña repisa del mismo material del resto del mobiliario. Esta es una buena opción para tener a mano, por ejemplo, un libro o la lamparita de noche.

El espacio existente arriba de la cama se ha aprovechado muy bien, con una serie de armarios y cajones hasta el techo. Al ser de color blanco como la pared, no dan sensación de agobio y pasan casi desapercibidos. El armario al igual que el resto, tiene una forma muy graciosa con círculos de colores y en rojo brillante. Es muy importante tener en cuenta estos detalles en una habitación pequeña pues no debe quedar el ambiente recargado. En este caso han sabido combinar los colores y las formas que convierten el cuarto en un sitio agradable y sencillo pero alegre y divertido.

fuente: art modul


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *