Doulas, acompañando tu maternidad

La doula es una figura en auge en todo el mundo. Sin embargo, no se trata de una nueva profesión o moda. Desde tiempos ancestrales, los conocimientos sobre los distintos aspectos de la feminidad se transmitían de madres a hijas o entre mujeres de una misma familia o tribu. Las niñas crecían viendo a otras mujeres parir, lactar y criar a sus hijos. Al convertirse en madres, las mujeres eran acompañadas por otras mujeres de su entorno, que les ofrecían apoyo cubriendo sus necesidades físicas y emocionales.

Y una doula no es nada más, y nada menos, que eso. Una mujer con formación y experiencia en los distintos procesos maternales, que acompaña a otras mujeres, proporcionando apoyo emocional durante todas las etapas de la maternidad. La doula no realiza ninguna tarea clínica si no que ofrece soporte emocional continuo e información a las mujeres y sus familias, durante el embarazo, el parto y el postparto. También acompañan en otros procesos como preconcepción o pérdidas gestacionales.

¿Qué formación tiene una doula?

Hay muchas formaciones, de aproximadamente un año de duración, impartidas por profesionales de diferentes ámbitos relacionados con la maternidad. Pero ninguna de estas formaciones está oficialmente reglada. Existen asociaciones como la Asociación española de Doulas, que se rigen por un riguroso código ético y un comité de buenas prácticas, para garantizar la buena praxis de sus socias.

En la mayoría de las formaciones, la doula adquiere los conocimientos necesarios sobre diferentes aspectos fisiológicos y emocionales, relacionados con las diferentes etapas de la maternidad. Pero no hay que olvidar que, como dice Michel Odent, “el valor de una doula radica en lo que es, más que en lo que sabe o hace”. Y es que para acompañar a una mujer en etapas tan cruciales y delicadas, como son los embarazos, partos o pérdidas gestacionales, la doula debe poseer una serie de cualidades como la escucha activa, la empatía y el respeto, además de haber hecho un trabajo interior superando sus propios miedos y debilidades de manera que no afloren en el momento del acompañamiento. La Doula sabe además, identificar las necesidades de cada mujer y adaptarse a la maternidad que acompaña en cada momento.

Muchas doulas, poseen además otras formaciones o recursos que pueden utilizar en su trabajo. Sin embargo, es imprescindible que se informe a la mujer, de que esa formación complementaria, no forma parte de su trabajo como doula para que no haya confusión en torno a las competencias profesionales. La misión de la doula es acompañar y apoyar a la madre respetándola en sus decisiones. La doula puede ofrecer información a la madre, pero no persigue un determinado tipo de maternidad, sino que es la mujer la que decide y la doula la acompaña desde la empatía y el respeto.

¿En qué puede ayudarte una doula?

La doula te ofrece acompañamiento y soporte emocional continuo en cualquier etapa de la maternidad en la que la solicites. Una doula no es personal sanitario, su misión es aportar a la madre un espacio libre de juicios, opiniones o expectativas para que viva su maternidad de la manera en que ella misma elija. La doula es y está junto a la mujer respetando sus deseos y decisiones.

Durante el embarazo

Puedes comentar con tu doula tus inquietudes o expectativas sobre la maternidad. La doula puede proporcionarte la información necesaria sobre el embarazo o distintas opciones de parto, para que puedas tomar decisiones estando informada. Juntas podéis preparar un plan de parto a consultar con tu matrona o ginecólogo.

Durante el parto

Te acompaña con discreción y respeto ofreciendo soporte y apoyo emocional. Vela porque se respeten, siempre que sea posible, tus deseos y ayuda a crear un ambiente adecuado para ti y tu bebé.

Después del nacimiento

A veces la llegada a casa y el encontrarse sola con el bebé, puede resultar difícil. A veces surgen complicaciones con la lactancia o simplemente te ves desbordada por la situación. La doula te ofrece soporte emocional y logístico, información y escucha ayudándote a validar tus sentimientos y emociones.  

En pérdidas gestacionales  perinatales

La doula te acompaña, te escucha, empatiza contigo y te respeta. Te ofrece su cariño y apoyo incondicional durante todo el tiempo que la necesites.

¿Cuáles son los beneficios de tener una doula?

En los años 70, los doctores Klaus y Kennell realizaron un estudio pionero sobre la presencia de una doula durante el parto. Dicho estudio se llevó a cabo en un hospital público de Guatemala, con una elevada tasa de nacimientos, cesáreas y gasto farmacéutico. El estudio consistía en asignar aleatoriamente a las mujeres de parto, la compañía de otras mujeres que ya habían sido madres. Otras mujeres eran atendidas por el personal sanitario según el protocolo del hospital. El resultado fue que las mujeres acompañadas por otras madres, precisaron muchas menos intervenciones que las acompañadas por el personal sanitario. Posteriormente este estudio se repitió en Texas y los resultados fueron similares.

Los beneficios de las doulas en cifras

Según datos recogidos del estudio A Doula Makes the Difference, publicado en Mothering Magazine, March-April 1998), la presencia de  una doula puede suponer:

  • 50% reducción en cesáreas
  • 25% parto más corto
  • 60% menos peticiones de epidural
  • 40% menos uso de oxitocina sintética
  • 30% menos uso de analgésicos
  • 40% menos uso de fórceps
  • Menos ansiedad y depresión post-parto.
  • Aumento del vínculo con su bebé.
  • Mayor satisfacción (un 71% de casos frente al 30% de los casos estudiados que no contaron con la presencia de una doula).
  • Aumento de la probabilidad de una lactancia exitosa (52% frente a 29%).

Otros estudios y revisiones que han evidenciado los beneficios de tener una doula

En 2012, la OMS se pronunció sobre el impacto y los beneficios del acompañamiento continuo durante el proceso de parto.  En 2013, un informe elaborado por Cochrane concluyó que el apoyo continuo a la mujer durante el parto, por parte de alguien ajeno al entorno sanitario o familiar, parecía ser lo más beneficioso. En ese mismo año, un estudio de Journal of Perinatal Education, reiteraba los beneficios de la presencia de las doulas. Recientemente, el Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos ha avalado los beneficios de las doulas durante el parto. 

La doula es una figura que actualmente está resurgiendo con fuerza, para cubrir la necesidad de apoyo que antaño ofrecían las redes de mujeres. Su presencia ayuda a las mujeres a comprender sus emociones ante la revolución que supone el convertirse en madre. El objetivo de la doula no es que la madre tenga un determinado tipo de maternidad, sino adaptarse y estar al lado de las diferentes maternidades que acompaña.


Categorías

Embarazo

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.