Durante el embarazo, los hábitos nutricionales cambian a mejor

Necesidades nutricionales embarazo

Con motivo de la celebración del Día de la Nutrición, el pasado jueves, la Federación Española de Sociedades de alimentación, nutrición y dietética (FESNAD), presentó los resultados de una encuesta sobre los conocimientos que se tienen de la nutrición en el periodo de gestación y durante la lactancia. Recordamos que aquí hemos recomendado el último libro del nutricionista Julio Basulto, que os puede servir para ampliar la información.

También en este documento de FESNAD, nos animan a tener en cuenta el aporte necesario de nutrientes en estos períodos de la vida de una madre. Se llama “En el embarazo y la lactancia, comer bien es el mejor Te Quiero”. Entre otras cosas, los especialistas recomiendan un aumento de peso entre 11,5 y máximo 16 kilos, siempre y cuando ‘se trate de mujeres con normopeso’.

Del estudio realizado, destacamos que un 55 por ciento de mujeres consideran que sus hábitos nutricionales han cambiado o cambiaron durante el embarazo o la lactancia, y más de la mitad de estos cambios (un 70 por ciento) se han producido en el sentido de intentar comer de forma más saludable. Y es que una alimentación equilibrada es un factor de de prevención de contraer enfermedades no transmisibles relacionadas con déficits nutricionales o ingesta de alimentos insanos.

Necesidades nutricionales embarazo

Necesidades nutricionales de las embarazadas

Incluso durante el embarazo y la lactancia, estas necesidades suelen estar cubiertas por la ingesta habitual del sector de población; aunque el hierro y el ácido cólico requieren ser suplementados

Necesidades nutricionales embarazo

También es importante prestar atención al aporte de calcio, que no sólo se encuentra en los lácteos y derivados, sardinas enlatadas, hortalizas de hojas verdes y frutos secos. Por otra parte, aunque se sabe que no es necesario (ni recomendable) comer por dos, el consumo si que debería ser ligeramente superior en frutas, verduras y lácteos.

Los expertos también recomiendan evitar el consumo de especies de pescado con contenidos de mercurio más altos, como el pez espada, tiburón, lucio y atún rojo.

Volviendo a la encuesta mencionada al principio, parece que las mujeres participantes tienen buenos hábitos nutricionales, puesto que más de las tres cuartas partes utilizan aceite de oliva para aliñar o cocinar, y un 67 % cocina a la plancha de forma habitual.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *