Durante el embarazo: ni fumar, ni ser fumadora pasiva

Fumar embarazo

Manolis Kogevinas es codirector del CREAL (centro aliado con el Instituto de Salud Global); ha coordinado una investigación recién publicada en el European Respiratory Journal, que examina la asociación entre tabaquismo pasivo materno durante el embarazo y las sibilancias que presentan niños de 0 a 2 años. Se ha encontrado que cuando las futuras mamás reciben ‘humo de segunda mano’, pueden tener bebés con hasta un 11 por ciento más posibilidades de sufrir problemas respiratorios.

Hasta ahora se conocían los riesgos de fumar durante el embarazo, y cuando se ofrecen recomendaciones para un embarazo saludable, se incluye la necesidad de abandonar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, desde antes incluso del momento en el que se produce la concepción.

El estudio ha analizado datos individuales de casi 28.000 parejas (de madre / hijo) en 15 cohortes de nacimiento europeos; y “se han combinado los análisis teniendo en cuenta posibles factores de confusión”. “La exposición materna al humo del tabaco (no siendo la madre fumadora) es factor de riesgo ‘independiente’ y está relacionada con las sibilancias”.

Dentro del grupo de riesgo (tabaquismo pasivo en embarazadas, el peligro aumenta cuando la madre ha sido fumadora activa antes de la gestación

Las implicaciones que tienen los resultados están claras: es necesario preservar la salud de los bebés aún no nacidos, y en este tema en concreto, los familiares de la mamá deben evitar el consumo de tabaco en lugares que se comparten con la embarazada; a la vez que se escogen las zonas para no fumadores en establecimientos públicos. El embarazo es una etapa muy sensible en la vida de una mujer, puesto que la salud futura de los niños depende (entre otras cosas) de los estilos de vida que se adopten durante esos meses. Debemos ser muy cuidadosas y no olvidar que una vida se gesta en nuestro interior.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *