Educación emocional: la importancia de fomentarla en casa

educarlasemociones1

Seguramente, muchos de vosotros habréis leído artículos y libros relacionados con la educación emocional y la importancia que tiene en el desarrollo de los niños para su día a día. Para los que os encontréis algo perdidos, Rafael Bisquerra, catedrático en Orientación Psicopedagógica nos dice que la educación emocional es “un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con objeto de capacitarle para la vida. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar social y personal“.

La educación emocional está muy ligada a la educación en valores, y muchos padres creen que es tarea de los centros educativos y de los maestros que los niños aprendan a identificar y reconocer sus propias emociones y las de los demás y saber gestionarlas (olvidándose las familias de ellos y dejando todo el peso educativo en muchas ocasiones a los colegios). Pero lo que es cierto, es que los profesores tienen que reforzar unos valores puestos en práctica previamente en los hogares. Y obviamente, de eso se tienen que encargar los padres.

Así pues, el artículo de hoy pretende explicar que familia y escuela tienen que trabajar juntos en los conceptos de educación emocional y en valores para un desarrollo íntegro de los niños. Pero, ¿por qué es tan importante llevarlo a cabo en casa?

Expresión de emociones y sentimientos

Los niños que se sientan escuchados, apoyados y comprendidos por sus padres, posiblemente tengan menos problemas al hablar de sus emociones y sentimientos. De este modo, las familias sabrán y conocerán cómo se encuentran sus hijos, si se han sentido mal en algún momento del día, si están tristes o contentos… Así, también se estará fomentando una correcta comunicación entre padres e hijos y  la adquisición de valores importantes para el día a día tales como: el respeto, la empatía, y la escucha activa. 

Menos estrés, ansiedad y agobio

Los niños con una adecuada educación emocional están aprendiendo a gestionar sus propias emociones y por lo tanto, sabrán reconocer momentos de estrés y ansiedad y poco a poco serán capaces de resolver por ellos mismos estas situaciones en el día a día. De esta manera, también podrán ayudar a los compañeros que estén agobiados o se sientan intranquilos por algún motivo.

educarlasemociones2

Mayor tolerancia a la frustración

Hay bastantes niños que se decepcionan muy rápido con ellos mismos. Que no admiten los fallos ni los errores y que no llevan bien eso de haberse equivocado. Los padres que estén teniendo en cuenta la educación emocional con sus hijos, les estarán enseñando que no siempre se puede conseguir todo lo que se quiere o desea. Que habrá momentos en la vida complicados y que no salga todo a la primera. Así, los niños no se rendirán ni se quedarán hundidos ante cualquier tropiezo que tengan, sino que lo seguirán intentando hasta conseguirlo con sus propios medios. 

Autoestima y mejor concepto de sí mismos

Una adecuada educación emocional ayuda a los niños a tener un concepto positivo consigo mismos y con los demás también. Al poder hablar con respeto de sus emociones y de cómo se siente, se está favoreciendo el desarrollo de una autoestima sana y equilibrada. De esta manera, las familias están enseñando a sus hijos a ser optimistas con la vida pero siendo realistas y humildes en sus días.

Empatía y asertividad con los demás

Los padres que estén enseñando a gestionar las emociones a sus hijos, no solo les están guiando en la comprensión de sus propios sentimientos, sino también a identificar y reconocer las de los demás. De este modo, los niños emocionalmente inteligentes, aprenderán a ponerse en el lugar de los demás y tratarán de ayudarlos si es necesario. Además, estarán conociendo y entendiendo las emociones de las demás personas  y tratarán de comunicarse con los compañeros como sus padres lo hayan hecho con ellos. Por eso, es tan importante que las adultos mantengan una actitud de escucha activa y de compresión hacia sus hijos. No olvidemos que son el ejemplo a seguir de muchos niños.

educarlasemociones3

Compromiso, sensibilidad y consciencia del entorno

La inteligencia emocional nos ayuda a ser más comprometidos con los demás, más sensibles y conscientes del entorno. Por eso, es tan importante llevarla a cabo con los más pequeños. De esta manera, los padres estarán educando a niños justos, solidarios, sensibles con los demás y comprometidos con el entorno que les rodea. Si nos damos cuenta, los conceptos citados anteriormente (compromiso, sensibilidad, consciencia, solidaridad y justicia) son claves para que se intente cambiar el mundo a mejor o por lo menos se tenga intención de ello.

Resolución de problemas y conflictos

La educación emocional ayuda a los niños a que poco a poco puedan ir resolviendo de forma respetuosa y pacífica los problemas y conflictos que le vayan surgiendo a lo largo de sus días. Hay que tener claro, que pasan muchas horas en los centros educativos, y que está dentro de la normalidad que no se esté  de acuerdo con todos los compañeros y que se creen algunos roces entre ellos. Los niños que saben expresar sus emociones y sentimientos de forma adecuada, tomarán la iniciativa por sí mismos para resolver los problemas y los conflictos. Y eso es muy importante tanto dentro de un aula como fuera de ella.


Categorías

Familia

Mel Elices

Mi pasión por la educación me llevó a estudiar en primer lugar Educación Infantil y después la carrera de Pedagogía. Y mi curiosidad (hasta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *